Desvío de dinero destinado a los barrios para la SE-35

Ecologistas en Acción de Ciudad de Sevilla denuncia la modificación presupuestaria aprobada por la Gerencia de Urbanismo para construir dos carreteras, en concreto el tramo de la SE-35 entre la Avenida de Lemos y la carretera A-8008 y el tramo de la Ronda Urbana Palmas Altas-Pítamo. La organización considera que son obras vinculadas a la especulación urbanística ya que en esas zonas no vive nadie.

Los casi 30 millones de euros con los que el Ayuntamiento de Sevilla pretende construir estas dos infraestructuras de transporte estaban destinadas en principio a los planes parciales de Torreblanca Oeste y Palmete, a la remodelación del viario en el entorno del Prado de San Sebastián, a la remodelación del Paseo de Torneo, al acondicionamiento del Paseo de las Delicias y a la remodelación del viario en el entorno del Prado de San Sebastián, entre otros.

El colectivo ecologista considera que ese dinero se debe destinar a lo que estaba previsto, a los barrios, que es donde viven los ciudadanos, y no a carreteras que únicamente benefician a grandes multinacionales. Y más aún en tiempos de crisis, cuando se están recortando servicios públicos que sí repercuten en las personas. Estas infraestructuras, además de innecesarias, no son pedidas por nadie, más allá de las multinacionales, y el desvío de dinero para su construcción se le está quitando a realidades concretas y bien definidas, como son Torreblanca y Palmete. Ecologistas en Acción pregunta dónde están las reurbanizaciones previstas, por ejemplo, de la calle Arroyo, Pedro Gual Villabí, la Ronda de Pío XII y la Avenida de San Lázaro, incluidas en el Plan de Barrios. También considera que el Parque Alcosa no necesita una carretera que destroce el Parque del Tamarguillo, conseguido por y para los vecinos tras muchos años de lucha, sino que se rehabilite el barrio. Los bloques diagnosticados con problemas en el Parque Alcosa son una realidad y es ahí donde el Ayuntamiento de Sevilla debería invertir el poco dinero que tiene.

Además la SE-35 es una infraestructura de transporte que no es necesaria y así lo considera la Junta de Andalucía, que no lo incluyó en el POTAUS, por lo que no va a destinar dinero para su construcción. Además, esta carretera tiene informes negativos del Ministerio de Fomento en su enlace con la A-66. Y encima es un proyecto supramunicipal. Ecologistas en Acción pregunta al Ayuntamiento si ya tiene acuerdos con los municipios por los que pasaría la SE-35. ¿O es que únicamente tiene interés en construir el tramo que quiere IKEA para el acceso a su segunda tienda, la que quiere construir a coste cero vulnerando el PGOU?.