A partir de mañana estaremos comiendo el pescado de otros

Todas las versiones de este artículo: [Castellano] [Galego]

Un informe publicado hoy por nef (new economics foundation) y OCEAN2012, en la que participa Ecologistas en Acción, revela que si la población española solamente consumiera pescado de suministro propio, al ritmo de consumo actual se quedaría sin pescado el 25 de mayo, pasando a depender del pescado del resto del mundo a partir del 26 de mayo.

Informe El Día de Dependencia de Pescado

El informe El Día de Dependencia de Pescado revela hasta qué punto los países de la UE están importando pescado y exportando la sobrepesca. Los recursos pesqueros son un recurso renovable; sin embargo, de acuerdo con las cifras de la Comisión Europea, estamos extrayendo pescado de nuestras aguas más rápidamente de lo que el pescado puede regenerarse. Así, cada vez más vamos a capturar pescado en aguas de países de fuera de la UE e incrementamos el nivel de importaciones. En España, el día en que comienza a depender de pescado de otros países se produce antes que para la UE en su conjunto, concretamente el 25 de mayo. Al ritmo de consumo actual se consume todo el pescado en el primer tercio del año; lo que quiere decir que más de la mitad del pescado consumido en España viene de fuera de la UE.

”La UE cuenta con unos de los mayores y más ricos caladeros del mundo, pero no hemos conseguido gestionarlos de forma responsable. Para satisfacer nuestro creciente apetito de pescado, sobreexplotamos nuestros caladeros y exportamos la sobrepesca a otras partes del mundo” declara Miquel Ortega, coordinador político de OCEAN2012. “La forma evidente de detener esta tendencia es restaurar las poblaciones de peces europeas hasta unos niveles que permitan una pesca sostenible y consumir únicamente lo que podamos pescar de forma segura.”

“La crisis económica desempolva la vieja idea que presenta la proteccion del medio ambiente como problema en lugar de solución. Y sin embargo, es precisamente en tiempos como éste que los recursos naturales deberían gestionarse mejor para que produzcan más rentas y empleo. Retrasar la restauracion de los recursos pesqueros significa perder capturas, ingresos y empleos” declara Aniol Esteban, miembro de nef, de OCEAN2012 y coautor del informe. Aniol, además añade que "cada año qué pasa con los caladeros sobreexplotados perdemos 3.000 millones de euros que podrían mantener 100.000 puestos de trabajo. La reforma de la Política Pesquera Común es una magnífica oportunidad para poner fin a esta sangría de empleo y de dinero."

“Este informe pone de relieve que si la gente desea pescado y marisco sostenibles, tiene que asegurarse de que los responsables políticos acuerdan y aplican una política pesquera responsable. La reforma de la Política Pesquera Común de la UE en lugar de importar cantidades cada vez mayores de pescado exportando la sobrepesca, debe garantizar la viabilidad de las pesquerías europeas” comenta Lydia Chaparro, coordinadora de divulgación de OCEAN2012 y responsable de Pesca de Ecologistas en Acción.”

"No es suficiente con plantear el objetivo de Rendimiento Máximo Sostenible para el año 2020, necesitamos acelerar el ritmo y acortar el plazo. Nuestro gobierno debe dar un paso adelante para permitir recuperar los stocks y así generar más alimento, más trabajo y mejor situación económica. No es aceptable retrasar la toma de medidas" comenta Lydia Chaparro.

De acuerdo con el informe:

  • Si la gente de España solamente consumiera pescado de suministro propio, nos quedaríamos sin pescado el 25 de mayo, pasando a depender del pescado procedente del resto del mundo a partir del 26 de mayo, sobre la base de los niveles de consumo actuales.
  • El día en que España entra en fase de dependencia de pescado es cada vez más pronto que en el año 2000, lo cual revela un nivel creciente de dependencia respecto al pescado procedente de otros lugares del mundo.
  • España se encuentra entre los países más “dependientes del pescado” dentro de la UE junto con Portugal (30 de marzo), Alemania (20 de abril), Italia (30 de abril) y Francia (21 de mayo).
  • Los efectos de la sobreexplotación pesquera que la UE hace de sus propios recursos pesqueros y por consiguiente, los efectos sobre la disponibilidad de pescado en el mercado español, se enmascaren con las importaciones de pescado procedentes de otros lugares del mundo.
  • El crecimiento de la acuicultura de la UE no ha conseguido compensar nuestra creciente dependencia al pescado procedente de otros lugares.