Marchan contra el vallado y el cierre de caminos públicos en Argamasilla de Alba

La Coordinadora para la Defensa de los Montes y de los Caminos Públicos de Argamasilla de Alba, en la que participa Ecologistas en Acción de Ciudad Real, ha reunido en la explanada del Castillo de Peñarroya, puerta de entrada a las Lagunas de Ruidera, a cientos de ciudadanos de la localidad y de otras poblaciones cercanas, como Tomelloso o mucho más alejadas como Puertollano, entre otras, contra el vallado y cerramiento de “miles de hectáreas” al sur de Argamasilla, que pretender realizar Juan Abelló.

Según se afirma en el manifiesto (ver más abajo), el proyecto pretende cercar casi 4.000 hectáreas de monte mediante la instalación de un vallado de dos metros de altura y más de 30 kilómetros de longitud, lo que equivale aproximadamente a una sexta parte del término, precisamente aquella que posee un mayor valor natural y paisajístico, además de la instalación de puertas en la mayoría de los caminos públicos que atraviesan estas fincas.

“El proyecto no respeta cañadas fluviales; no respeta caminos públicos; no respeta tampoco la Ruta del Quijote, uno de cuyos tramos más utilizados, el que une este lugar en que nos encontramos (Embalse y Castillo de Peñarroya) con las Lagunas de Ruidera, quedaría definitivamente cortado”, afirmaba el portavoz de la plataforma Pedro Padilla, que continuó diciendo, “Hemos venido a defender el interés general y el patrimonio público, es decir, el de todos, frente a la conveniencia egoísta de uno solo, por muy poderoso que éste sea (…) con el objetivo de impedir que se elimine el derecho que nos asiste de transitar libremente por los caminos de nuestra tierra”.

Finalmente la coordinadora y los congregados exigieron la retirada inmediata de este proyecto, la adopción de medidas que eviten el corte de “nuestros” caminos públicos y que propicien la apertura de aquellos que ya se encuentran cerrados, la recuperación y conservación de la red de caminos públicos “en su totalidad”.

Tras la lectura del manifiesto se procedió a la colocación del primer poste del “Plan de Señalización de Caminos”, que el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba va a desarrollar en la zona con la colaboración de la Coordinadora, éste, señalaba Padilla, “es un acto simbólico de ‘toma de posesión’ de lo que es propiedad de todos y no dejará de serlo”.

Previamente a la lectura del manifiesto el Club de Senderistas “Zancajos” organizó una pequeña ruta con numerosos participantes por la zona del Castillo de Peñarroya; mientras que el MTB “Alto Guadiana” congregó a más de un centenar de ciclistas para realizar un recorrido de aproximadamente 30 kilómetros, ambas actividades finalizaron en el lugar donde posteriormente se leyó el manifiesto.

MANIFIESTO CONTRA EL VALLADO DE FINCAS Y EL CORTE DE CAMINOS EN ARGAMASILLA DE ALBA

En el año 2009, Juan Abelló —uno de los mayores terratenientes de España— se pro-puso vallar varias fincas de su propiedad en los términos municipales de Argamasilla de Alba y Alhambra, y cortar los caminos, tanto públicos como privados, que por dichas fincas discurren.

Sin embargo, la oposición con la que se encontró entonces por parte de asociaciones ecologistas, organizaciones políticas y por el propio Ayuntamiento de Argamasilla, le disuadió de seguir adelante con sus planes. Por contra, la ausencia de esa misma con-testación social en la vecina localidad de Alhambra, propició que allí sí se llevara a cabo el proyecto.

Ahora, transcurridos unos años, Abelló vuelve a la carga y planea vallar miles de hectá-reas al sur de Argamasilla. Mediante la instalación de un vallado de dos metros de altu-ra y más de 30 kilómetros de longitud, pretende cercar casi 4.000 hectáreas de monte, lo que equivale, aproximadamente, a la sexta parte del término, precisamente aquella que posee un mayor valor natural y paisajístico. Al mismo tiempo, se instalarían puer-tas en la mayoría de los caminos públicos que surcan las fincas. El resto, sencillamente, se cortarían.

Estos vallados y estas puertas tendrían como consecuencia que ningún vecino de Ar-gamasilla podría acceder a la principal zona de monte que aún pervive en el término; nadie podría dirigirse al sur más allá de la pista asfaltada que limita la zona regable del embalse de Peñarroya.

El proyecto no respeta cañadas fluviales; no respeta caminos públicos; no respeta tampoco la Ruta del Quijote, uno de cuyos tramos más utilizados, el que une este lugar en que nos encontramos con las Lagunas de Ruidera, quedaría definitivamente cortado.

La realización de este proyecto supondría de hecho la privatización de los caminos públicos y el deterioro irreversible del entorno natural, facilitado por la impunidad que otorga la total ausencia de testigos, dado que nadie podría transitar por el interior de las fincas.

Además, estos caminos de monte de los que se nos quiere privar poseen una importancia fundamental para nuestro pueblo, por el beneficio económico que de ellos podría derivarse a causa de su interés deportivo y de su alto potencial turístico, me-diante el aprovechamiento de los indudables valores naturales, paisajísticos, culturales y etnológicos de la zona.

Por todo ello estamos aquí, convocados por la Coordinadora para la Defensa de los Montes y de los Caminos Públicos, para manifestar nuestro más absoluto rechazo a este proyecto. Hemos venido a defender el interés general y el patrimonio público (es decir, el de todos), frente a la conveniencia egoísta de uno solo, por muy poderoso que éste sea.

Asociaciones de diversa índole, así como la totalidad de las fuerzas políticas locales con representación municipal, hemos constituido esta Coordinadora con el objetivo de impedir que se elimine el derecho que nos asiste de transitar libremente por los cami-nos de nuestra tierra.

Pocas veces un asunto concita tanta unanimidad. La gravedad de las pretensiones de Juan Abelló y las nefastas consecuencias que las mismas traerían consigo para Argama-silla de Alba y para las poblaciones vecinas, hacen que fuerzas políticas distintas y aso-ciaciones con diferentes ámbitos de interés, aúnen sus esfuerzos, trabajen unidos y reclamen todos juntos la implicación indispensable de la ciudadanía en este conflicto.
Exigimos la retirada inmediata de este proyecto; exigimos la adopción de medidas que eviten el corte de nuestros caminos públicos y que propicien la apertura de aquellos que ya se encuentran cerrados; exigimos la recuperación y conservación de la red de caminos públicos en su totalidad. Exigimos, en suma, que se garantice el derecho a transitar libremente por ellos.

Por último, queremos expresar nuestro agradecimiento a todos los que estáis aquí con nosotros, apoyando esta lucha que sin duda vamos a ganar, e invitar a todas aquellas organizaciones cuyo interés coincida con los objetivos de esta Coordinadora —ya sean de la localidad o de otros municipios— a que se integren en ella.

Y ahora, para finalizar, vamos a proceder a la colocación del primer poste del “Plan de Señalización de Caminos”, que el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba va a desarrollar en la zona con la ayuda de la Coordinadora.

Que la colocación de este poste constituya un acto simbólico de “toma de posesión” de lo que es propiedad de todos y no dejará de serlo; una sincera y rotunda declara-ción de intenciones, de modo que quienes pretenden usurpar lo que es nuestro en-tiendan que ahora y siempre, como ayer, nos tendrán enfrente.

Castillo de Peñarroya, 27 de mayo de 2012