Trillo celebra las vacas por el Tajo

Trillo celebra un año más las "vacas por el Tajo". Ecologistas en Acción lamenta que se puedan llevar a cabo esta actividad, ya que se trataría de un espectáculo taurino no especificado en el Reglamento de Castilla-La Mancha, y por la tanto sería ilegal. Desde que comenzó a celebrarse en 1996, ningún gobierno regional ha desautorizado el acto.

Ante la clebración el próximo día 23 de junio de las Vacas por el Tajo en Trillo, Ecologistas en Acción de Guadalajara lamenta que se siga autorizando un festejo de este tipo. Festejo que ni siquiera está previsto en el Reglamento de espéctaculos taurinos populares de Castilla-La Mancha, pues sólo autoriza en su "artículo 1 como espéctaculos encierros de reses bravas por vías urbanas, encierros de reses bravas por el campo y suelta de reses". En ningún caso se da la posibilidad de que se puedan celebrar los espectaculos taurinos en un río, y es más, en su "artículo 2 señala que quedan prohibidos los espectaculos que no sean de esos tipos que autoriza el artículo 1."

Nos gustaría recordar al Ayuntamiento de Trillo que las vacas, por su fisonomía, no son aptas para en el agua, donde se fatigan, no pueden nadar y se estresan, queriendo huir en todo momento al estar sufriendo. Por tales características esto choca con el artículo 4 de dicho Reglamento de espéctaculos taurinos, que "prohíbe el maltrato", pues por el simple hecho de forzar a las vacas a meterse en el agua y molestarlas a base de golpes, cogerlas por el rabo, los cuernos, etc. se les está maltratando. Es más, no es la primera vez que alguna vaca muere ahogada.

Así mismo, el artículo 24 del Reglamento "prohíbe la participación de personas que presenten sintomas de embriaguez o intoxicación por drogas", y en plenas fiestas patronales, a las 6 de la tarde, muchas personas ya acuden así, lo que fomenta el maltrato animal. Hay que ser consciente que al haber tan pocos agentes no pueden ocuparse y estar atentas de tantas personas. El propio Ayuntamiento en su página web reconoce que el año pasado participaron 500 personas lidiando las reses. Esto supone un caos para que tan pocos agentes puedan controlar a tantas personas. Si no pueden agrantizar la seguridad de las personas y de las vacas no deberían de celebrarlo.

También tenemos constancia de que no tiene el pertinente permiso de la Confederación Hidrográfica del Tajo y con lo cual no podrían realizar este tipo de espectáculo.

Nos parece penoso que el Ayuntamiento de Trillo haya solicitado para sus Vacas por el Tajo la declaración como Fiesta de Interés Turístico Provincial, que triste que no puedan ofrecer nada mejor, sin maltrato animal de por medio.

Esperamos que el Ayuntamiento y los habitantes de Trillo que estén a favor de esta barbarie recapaciten y sean conscientes de que están despilfarrando dinero público en el delicado momento de crisis económica que atraviesa nuestro país y que están autorizando que las vacas sufran con total impunidad, y que así acaben de una vez por todas con este cruel espectáculo.