Mociones a los ayuntamientos para la eliminación de los herbicidas

Los herbicidas son potentes tóxicos de uso generalizado para controlar o reducir las adventicias o malas hierbas. Su efectividad es a muy corto plazo pues suelen reaparecer las hierbas que se combaten, dejando a cambio trazas contaminantes. En algunos casos, como el glifosato de la empresa Monsanto, constituyen un peligro para nuestra salud. Pedimos su sustitución por medios más ecológicos.

Aún haciendo un uso contenido y a bajas dosis, son tremendamente persistentes y bioacumulativos, transfiriéndose del medio terrestre o aéreo al acuático, más vulnerable, y a toda la cadena alimentaria. Son substancias que aniquilan la vida del suelo, como hongos, bacterias e invertebrados, esenciales en la regeneración y fertilidad de la tierra, al descomponer la materia orgánica y reciclar sus nutrientes, restituyéndolos en la naturaleza. Otros damnificados son las aves y especialmente los anfibios (cada vez más amenazados por los rápidos cambios ambientales).

Sus residuos pueden alcanzar los acuíferos, ya muy afectados por la contaminación de los fertilizantes agrícolas en La Mancha.

Hay que llamar la atención sobre el glifosato, principio activo del Roundup y de otras marcas comerciales. El glifosato de Monsanto interfiere en el funcionamiento hormonal de células humanas, afecta a las células de la placenta, así como a las embrionarias. También provoca nacimientos prematuros y abortos, mieloma múltiple y linfoma non-Hodgkin y daña el ADN.

Los herbicidas, como el conjunto de los agroquímicos, se elaboran a partir de derivados del petróleo, base del insostenible modelo energético que contribuye al calentamiento global, a la destrucción de ecosistemas únicos, y al expolio de pueblos de América y África, que sufren en carne propia el despotismo de su industria.

Los herbicidas o biocidas son un próspero negocio de unas pocas multinacionales mal acostumbradas a no responder ante nadie por su desprecio a las leyes de protección ambiental nacionales e internacionales, o a tratados y convenciones de Derechos Humanos. Como Monsanto.

La Directiva Marco para un Uso Responsable de los Plaguicidas, aprobado por el Parlamento Europeo en 2009, obliga a los Estados miembros a su reducción y eliminación en los espacios públicos, vías de comunicación, áreas recreativas, parques urbanos y centros escolares y deportivos entre otros.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real ha enviado una carta a los ayuntamientos de la provincia para que aprueben y cumplan una moción de eliminación de herbicidas en sus instalaciones y terrenos, sustituyéndolos por un manejo ecológico de lechos de paja, plantas que cubran el suelo, sistemas de espuma caliente a partir de almidón de maíz y coco, o, manualmente, a través de la contratación de personal laboral en los programas de empleo.