El monumento natural de las Barrancas en peligro por un proyecto de urbanización turística

Ecologistas en Acción advierte del daño que supondría la urbanización con fines turísticos del entorno inmediato al monumento natural de las Barrancas de Castrejón y Calaña. El proyecto, promovido por una empresa privada, afectaría también al refugio de fauna, ZEPA, LIC y zona crítica de reproducción de especies en peligro de extinción delimitados entorno al embalse de Castrejón.

Ecologistas en Acción de Toledo ha solicitado a la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que se someta a procedimiento reglado de Evaluación del Impacto Ambiental el Plan de Actuación Urbanizadora nº 15 de Burujón (Toledo), que tiene como promotor a la empresa Mercahonda s.l. y confía que dicha evaluación concluya con una declaración de impacto negativa que anule un proyecto que ni siquiera tenía que haber sido admitido a trámite.

El PAU del sector nº 15 ocupa una superficie de más de 21 hectáreas y se ubica sobre las parcelas 1012, 1013 y 1014 del polígono 505 de Burujón. Se ubica entre la carretera CM4000 y el límite del Monumento Natural de las Barrancas. El proyecto pretende la construcción de un complejo hotelero de 380 plazas conformado por varias edificaciones de hasta 3 plantas.

Este PAU se ubicaría a menos de 1.000 metros del Monumento Natural de las Barrancas de Castrejón y Calaña, de la LIC/ZEPA de la Red Natura 2000 denominada “Río Tajo en Castrejón, Islas de Malpica de Tajo y Azután”, del Refugio de Fauna del Embalse de Castrejón y en plena área crítica y de reproducción de una de las escasas 11 parejas de Águilas Azor Perdiceras que nos quedan en la provincia de Toledo, especie esta última declarada “En peligro de Extinción” en nuestra región y para la que se está tramitando en Castilla – La Mancha un Plan de Recuperación.

Ni que decir tiene que un complejo de estas características en las inmediaciones de espacios naturales tan sensibles y declarados por su interés paisajístico, ecológico y faunístico supondría un impacto muy significativo, crítico e irreversible sobre los valores naturales que han dado lugar a la declaración de tal número de figuras de protección.

Para Ecologistas en Acción, resulta inconcebible que en las circunstancias actuales todavía haya quien lance proyectos de este tipo que afectan tan gravemente al medio natural. Máxime cuando existen otras alternativas de emplazamiento en absoluto impactantes.

También, resulta injustificable, que aquellas administraciones - especialmente las locales y en este caso el Ayuntamiento de Burujón - que debieran ser las primeras en hacer lo posible por salvaguardar a toda costa los espacios naturales que les han dado fama nacional e internacional - como puede aplicarse al caso de las Barrancas y al propio Embalse de Castrejón - sigan dando alas a un modelo de desarrollo obsoleto y depredador de los escasos recursos naturales que aún les quedan.