Cierre del Centro de Investigaciones de Valonsadero

A finales de mes de Julio la Junta de CyL cerró de forma definitiva el Centro de Investigación y Experiencias Forestales Valonsadero (CIEF) en Soria. A pesar de lo sorprendente de su anuncio, el proceso de desmantelamiento, cierre y despido o no renovación de contratos a investigadores se inició en el año 2011 de forma discreta. El cierre definitivo se postergó por razones electoralistas y partidistas para que no afectara a los intereses del Partido Popular en las elecciones autonómicas y estatales.

En estos procesos electorales el Partido Popular prometía el mantenimiento de las inversiones en infraestructuras como la Ciudad del Medioambiente con edificios faraónicos que iban a albergar actividades de investigación y de innovación, con la correspondiente creación de puestos de trabajo altamente cualificados, especialmente vinculados al medio ambiente y a la sostenibilidad.

Promesas de empleo para ingenieros, doctores e investigadores que los políticos del PP, autoridades y gestores de la Junta de CyL, de la Diputación de Soria y del Ayuntamiento de Garray han utilizado como justificación ante los Tribunales, ante sindicatos y empresarios y ante la opinión pública para gastar más de 100 millones de Euros de dinero público en la construcción y promoción de una urbanización. Hay que reiterar que todo el dinero público gastado en la Ciudad del Medioambiente carecía y carece de un estudio de viabilidad económica y de los “criterios de eficacia y eficiencia en la prestación de servicios a los que obligaba la coyuntura económica”.

Frase esta última que es utilizada por el Gobierno de España y de la Junta de CyL para imponernos sacrificios a los ciudadanos. Aunque parezca sorprendente la construcción de la CMA se inició en el año 2010, cuando la crisis económica y su alcance eran innegables.

Frente la enormidad de este gasto en edificios de dudosa necesidad y utilidad, el coste para la Junta de CyL del mantenimiento del centro de investigación en Valonsadero es ridículo; unos 323.000 euros anuales (según valoración del Alcalde de Soria) para la contratación de personal científico.

Hay que tener en cuenta que gran parte de la financiación del centro provenía de proyectos sufragados por otras instituciones o empresas a los que se accedía en procedimientos competitivos, dinero que deja de ingresarse y generar riqueza y puestos de trabajo en la Provincia de Soria.

Mientras esto se pierde, la Junta de Castilla y León viene gastando desde 2007 cantidades mucho mayores en la Ciudad del Medioambiente, no sólo en obras. El CIEF de Valonsadero se podría mantener durante décadas únicamente con el dinero gastado en la CMA en cuestiones accesorias:
- Publicidad de tinte político-propagandístico (patrocinio de un equipo deportivo, grandilocuentes campañas publicitarias, difusión en eventos en internacionales, Expo de Zaragoza, viajes de representación,..etc).
- En el mantenimiento de oficinas y empleados sin funciones en Garray en el Consorcio de la CMA.
- Y en obras millonarias de la vía pecuaria a Garray y del área recreativa que están abandonas y deterioradas.

El sector forestal es clave en Soria, una provincia con una gran superficie forestal mayoritariamente de titularidad pública y declarada de Utilidad Pública, que genera no sólo paisajes de gran atractivo y enorme riqueza ambiental sino un importante motor económico para la provincia. La Junta de CyL ha invertido grandes cantidades de dinero en la gestión y explotación de los montes sorianos, muchas veces de forma desafortunada.

Avanzar en el aprovechamiento y conservación de los recursos del monte requiere investigación para buscar soluciones novedosas que permitan compaginar los diferentes objetivos y generar riqueza en el sector forestal de forma competitiva frente a otros territorios. El desmantelamiento del centro de Valonsadero contribuye a perder estas posibilidades presentes y futuras; especialmente en lo referente a los aprovechamientos micológicos en el que el los proyectos de investigación del CIEF habían colocado a Soria en vanguardia de este sector, así como en otros como el de la producción de madera de calidad.

Las carencias del sector forestal de Soria van a agravarse con el cierre del Centro de Investigaciones de Valonsadero, a lo que hay que sumar los efectos sinérgicos de los recortes en otros centros de investigación como la Universidad, donde no sólo se va a reducir de modo considerable la plantilla, sino donde ha desaparecido totalmente la financiación regional a proyectos de investigación competitivos.

Para ASDEN-Ecologistas en Acción el cierre del centro de investigaciones de Valonsadero también es una gran perdida ya que su trabajo ofrecía información científica concreta y aplicada a la realidad y necesidades ambientales de la Provincia.

Proyectos de investigación como los referidos a la conservación y aprovechamiento de los Acebales, cuyos resultados apoyaban la crítica y las demandas de conservación y buena gestión que ASDEN-Ecologistas en Acción realizó durante los años 80 y 90 del siglo pasado respecto al tipo de talas y podas carentes de criterio técnico que se realizaban en los acebales. El aprovechamiento sostenible de estos acebales seguramente no hubiera sido posible sin la existencia del CIEF de Valonsadero.

El cierre del CIEF de Valonsadero es una muestra más de la crítica y denuncia pública que Ecologistas en Acción ha realizado a la política y objetivos de desarrollo de la Junta de CyL en Soria, que no son otros que los del modelo basado en el ladrillo que representa la CMA frente al modelo basado en la investigación y la innovación.




Visitantes conectados: 771