Situación alarmante en materia de residuos

Adra en agosto, foto que no necesita comentarios...

Pero los haremos, desde Ecologistas en Acción de Adra, porque nuestra conciencia no nos permite mantenernos al margen de una situación que continúa en el tiempo sin que apenas nadie se inmute.

Nos hacemos una pregunta, cómo es posible poner a un niño a realizar cuentas de raíces cuadradas si no sabe tan siquiera sumar?…

Esos niños son nuestros políticos, si no saben tan siquiera resolver pequeñas cuentas de limpieza y residuos, cómo van a saber realizar raíces cuadradas y lograr que la economía de una ciudad o de un país funcione…, hay que ser incrédulos.

Y si saben es peor, porque no les importa la ciudadanía.

Basuras?, que más da…, en aquellos lugares que forma parte del potencial del turismo que podría venir al municipio, asociado al potencial ambiental de su costa y mar, o de su patrimonio histórico…, observamos, pasmados, cómo los vertidos de basuras están por todos lados y en lugares nada escondidos, como podéis ver en la foto, de ayer sábado.

Pondrías a gestionar a un niño la contabilidad de una familia?, no, está claro. Entonces cómo es posible que tengamos a estos políticos gestionando nuestras administraciones?, viendo al mismo tiempo como vamos retrocediendo cada día en todos los aspectos.

Pero no toda la responsabilidad es de los niños-políticos, porque, qué sucede con la ciudadanía?, en el caso de Adra, sobre 25.000 habitantes y a quiénes se les ocurre denunciar todo esto?, ocasión tras ocasión, con pruebas contundentes… solo a unos pocos, los mismos de siempre.

Si la ciudadanía no comienza a retomar la situación, la basura acabará dominando cualquier rincón de nuestro pueblo y de nuestro país, como así está ocurriendo y cada vez más con mayor profusión.

Esperaremos a que la basura nos asfixie?, a que los olores de su descomposición nos contamine hasta generar graves problemas de salud, epidemias que maten a cientos de personas… y cuando escribimos basura nos referimos a la política actual que realiza nuestros gobernantes del pueblo y del país o Unión Europea, de nuestros gobernantes y de todos aquellos partidos cómplices.

La ciudadanía callada, la ciudadanía que apoya a aquellos que gobiernan o que hacen oposición de farándula, son también cómplices de dar a unos niños que hagan raíces cuadradas, y hundan nuestra economía y nuestra sociedad, porque dejan hacer, porque miran para otro lado….