El Codo de la Esparraguera, sin figura de protección

Ecologistas en Acción denuncia que la zona húmeda conocida por el Codo de la Esparraguera, en el término municipal de Trebujena, continúa sin figura de protección, con el beneplácito del Ayuntamiento de Trebujena y la Consejería. Este humedal da cobijo a dos especies en peligro de extinción como son la Cerceta pardilla y la Focha moruna.

Ecologistas en Acción está observando que en estos dos últimos años,
durante la época estival, este humedal ha ido bajando progresivamente su
lámina de agua, hasta que en este mes de agosto se encuentra totalmente
seca.

Aunque nuestra provincia está padeciendo un ciclo de sequia, no obstante,
este humedal se ha caracterizado por llevarse durante todo el año, con una
lámina de agua ofreciendo alimento y refugio a una rica diversidad de aves
acuáticas. Especialmente cabe matizar que es aquí donde la Cerceta
pardilla (Marmaronetta angustirostris) y la Focha moruna (Fulica
cristata), ambas catalogadas en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero,
como especies en peligro de extinción, encuentran un hábitat idóneo para
reproducirse, incrementándose de esta manera el número de individuos de
ambas especies, además de otras más comunes.

Resulta contradictorio que siendo éste ecosistema del margen izquierdo
del Guadalquivir, uno de los más visitados por parte de ornitólogos y
biólogos procedentes de numerosos rincones de nuestro país y hasta del
extranjero, y hasta una posible fuente de financiación para la economía
local; no tenga ninguna figura de protección, ya que ni siquiera está
incluida en el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía,
ni como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y en su día quedó
excluida de los límites del Espacio Natural de Doñana. El Ayuntamiento de
Trebujena, nunca apoyó estas figuras de protección y lo único que quiere
es su declaración como Reserva Ecológica, lo cual, lo vemos como muy
insuficiente, por la importancia que tiene como área de nidificación de
especies amenazadas. Actualmente el Ayuntamiento con la participación de
la Piscícola de Trebujena S.A. (Pistresa), tiene otorgada la concesión
para la explotación como granja marina, al estar este espacio en zona de
Dominio Público Marítimo Terrestre D.P.M.T.

Ecologistas en Acción manifiesta su preocupación y denuncia ante la
desecación intencionada que en los últimos meses se ha producido en el
codo de la Esparraguera, humedal que tiene una extensión aproximada de 300 hectáreas, provocándose una alteración en el comportamiento y costumbres de la avifauna residente, máxime cuando la mayoría de las zonas
encharcadas de Andalucía muestran este año unos niveles de aguas mínimos
debido a la falta de lluvias del año en curso.

Cabe recordar, que allá por el año 2006, el Ayuntamiento de Trebujena
junto con la Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente
organizó unas jornadas (el lugar escogido fue la zona conocida como Chozas
Marismeñas) para dar a conocer sus valores ambientales y una apuesta
decisiva por una explotación piscícola sostenible, donde los ponentes que
estaban presentes era el Alcalde de Trebujena, Manuel Cárdenas, hoy
Delegado de Turismo y Federico Ruiz, técnico de la Consejería de Medio
Ambiente, hoy en día Delegado Territorial de la Consejería de Agricultura,
Pesca y Medio Ambiente, donde expusieron a los presentes de cual iba
hacer el futuro de este singular enclave. Pues bien, de aquello han pasado
6 años y no sabemos nada del destino que se cierne sobre este humedal, a
pesar de estar frente al Parque Nacional de Doñana, en el límite del
Espacio Natural de Doñana y a orillas del estuario Guadalquivir,
careciendo aún de figura de protección alguna.

Desde Ecologistas en Acción, solicitamos tanto al nuevo Delegado
provincial de Turismo, Manuel Cárdenas, como al Delegado Territorial de la
Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, la
inmediata incorporación del Codo de la Esparraguera al Inventario de
Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, así como la inundación urgente
de este humedal, para poder albergar a las miles de aves que lo eligen
antes de comenzar sus rutas migratorias.




Visitantes conectados: 680