El avance del PGOU de Antequera se puede calificar como vulgar e insostenible

Ecologistas en Acción acaba de presentar sus propuestas al devastador avance del PGOU de Antequera, entre las que destacan la no creación de nuevos núcleos urbanos, la disminución significativa del incremento brutal de suelo urbanizable, la adopción de una eficaz gestión del agua, moratoria a nuevos proyectos de golf, potenciación del ferrocarril, y la preservación del paisaje agrario y con ello de la agricultura; así hasta un total de diecinueve propuestas a cual más importante para asegurar con garantías el futuro del municipio y la calidad de vida de sus ciudadanos.

Como una auténtica tomadura de pelo se puede considerar el actual avance presentado, además de contradictorio, y cobarde a la hora de defender el bien común y al ciudadano, no siendo el caso de los promotores, a los que mima. Convirtiéndose en un PGOU vulgar, que al igual que el resto de los avances de los diferentes municipios de la provincia, apuesta por un desarrollo insostenible y muestra una irresponsabilidad manifiesta por parte de los dirigentes del municipio, poniendo en peligro el futuro económico por el que se apuesta, “El Turismo”, a la vez que esquilma el territorio y el agua. Y eso que según declaraciones de la semana pasada, Málaga figura como una de las provincias en peligro de desertificación.


 Propuestas al PGOU

Nuestras alegaciones y propuestas al mismo son:

1. No crear nuevos núcleos urbanos. ya que se quieren crear irresponsablemente hasta 8 nuevos focos de población separados del casco urbano: La Magdalena, aeropuerto, norte del pantano de Guadalhorce, Sta. Ana, Gandingüela; Cortijo Robledo, entorno Pastelero y proximidades Cerro León -Vva. Concepción-. Este punto contradice los objetivos del propio PGOU y de la Ley de Suelo Andaluz, en cuanto a la no dispersión de los nuevos núcleos urbanos. Según los expertos, este crecimiento, llamado tumoral, logra el efecto contrario al buscado en un principio: sanear la economía municipal; al tener que subir permanentemente los costes de las sufridas arcas municipales, para poder cubrir todos los nuevos servicios demandados por la macrourbanización: agua, recogida residuos, alumbrado, conducciones, etc., endeudando aun más al municipio.

2. Disminuir drásticamente el incremento brutal de suelo urbanizable. Este PGOU padece una tremenda incontinencia inmobiliaria, estamos hablando de 15.676.200 m2 nuevos de suelo residencial, y si a esto añadimos los usos turísticos-residenciales separados del casco urbano (la mayoría con campo de golf) 10.974.600 m2, y otros que se pueden ver en los mapas pero que no están especificados, estaríamos hablando de unos 27.000.000 de m2, el equivalente a casi tres mil trescientos campos de fútbol, una autentica salvajada, digna de las épocas “gloriosas” marbellíes. Además contrario también a lo que apunta en sus objetivos, este avance lanza la ciudad hacia el sur urbanísticamente ( La Magdalena, Gandingüela, el Hacho), y crece en demasía hacia el este (Huertas del Romeral), y últimas estribaciones por el oeste., cercano al nuevo EDAR.

3. Moratoria de nuevos proyectos de golf. Actualmente existen cuatro campos de golf aprobados en Antequera, uno de ellos funcionando desde hace tiempo, y otro construyéndose, con lo que se puede decir que ahora mismo sobra más de un campo de golf, y por tanto, resulta ilógico que se quiera llegar a construir hasta 9 de estas instalaciones.

4. Adoptar una auténtica gestión racional del agua. Sí al ahorro y no al aumento ilimitado de la demanda. Adoptando la Nueva Cultura del Agua, sobre todo dando ejemplo, y no trasmitir la sensación de culpabilidad a la población, mientras el consistorio sigue creando nuevos jardines ingleses plantando césped por doquier, o planea construir más proyectos de golf, macrourbanizaciones, etc. Seamos serios y coherentes.

5. Rechazo al proyecto aeroportuario (no a excusas para construir). Evidentemente nuestro rechazo no va solo, contra lo innecesario del aeropuerto en sí, sino contra la totalidad del proyecto, polígonos industriales y las cerca de tres mil viviendas y campo de golf que lleva incluidos, que en realidad son la verdadera razón de su construcción. Recientemente se ha emitido por parte de la Dirección General de Aviación Civil, de Fomento, la resolución, en la que deniega por su inviabilidad la autorización para un proyecto anterior de similares características en el mismo entorno, basándose en cuestiones técnicas y condiciones orográficas, lo cual sienta un precedente, que convierte en totalmente inviable el actual proyecto presentado por construcciones Vera en el avance del PGOU, claro está, si se actúa con la misma rigurosidad y coherencia.

6. Potenciación del ferrocarril y mantenimiento de la estación en el núcleo urbano y del actual trazado ferroviario. Resulta irónico, que se quiera acercar lo que no hace falta: el aeropuerto; y alejar un transporte de futuro utilizado por miles de antequeranos, hay que recordar que el núcleo urbano ha tardado más de cien años en llegar hasta la estación, y ahora, por cuestiones políticas se la quiere otra vez alejar de los ciudadanos

7. Defender el paisanaje y el paisaje de calidad. No a la bestial masificación de la vega por polígonos industriales. Este descarado desprecio hacia la agricultura, enterraría para siempre 9.000.000 de m2 de excelsa fertilidad y altísima importancia paisajística, bajo naves. El suelo industrial, aunque no en cantidades tan disparatadas, debe de reservarse en zonas de escaso valor agrícola y paisajístico. Nunca se debe potenciar un sector a costa de otro.

8. Plan de fomento y valorización de la actividad agraria de la Vega de Antequera. Potenciación de la agricultura ecológica, reforestación de caminos, denominación de origen Vega de Antequera...

9. Verdadero proyecto de recuperación de la laguna de Herrera en su totalidad. la que fue tercera laguna andaluza en su día, debe ser recuperada al cien por cien. En el avance presentado, sólo se pretende recuperar unas tres cuartas partes, quedando el norte de la misma cubierta por el proyecto de macrourbanizaciones, polígonos industriales y aeropuerto.

10. Plan de forestación de sotos y vegetación de riberas de ríos, arroyos y bordes de pantanos del municipio. plan de arbolado en vías pecuarias, sendas, caminos rurales y municipales, salidas de autovías y caminos de servicio, y creación de setos vivos en linderos.

11. Catalogación de los ejemplares de interés de especies forestales existentes en el municipio. Como por ejemplo lo Sabinares relícticos existentes en Gobantes.

12. Creación de un cinturón forestal de 500 mts. alrededor del Torcal y restantes sierras de la Cordillera Antequerana.

13. Creación de un corredor verde entre las sierras de Chimeneas y el Valle de Abdalajís, e intentar conseguir la figura de protección de Parque Natural Cordillera Antequerana.

14. Adecuada catalogación de algunas zonas para su vital protección o reconocimiento de sus características reales. Estas zonas serían: Norte de la Sierra de Valle de Abdalajís, zona norte de la Sierra de Chimeneas, zona norte Sierras del Torcal y Chimeneas (a la altura del puerto de las escaleruelas), zona sur Sierra del Torcal, Alcornocal de la Boca del Asno y Sabinar de Gobantes.

15. Creación de carriles bici y peatonales, o mixtos: alrededor del casco urbano, hasta la peña, al nacimiento de la Villa, al puerto de las Escaleruelas, camino de las arquillas.

16. Recuperación y regeneración de la Tahea y el Arroyo Alcázar.

17. Recuperación y ampliación de espacios públicos para el ciudadano en el casco urbano, así como su humanización: Plaza mayor en los terrenos del cuartel, remodelar el actual estadio de fútbol dejando así este deporte a mano del ciudadano, creación de una ciudad deportiva tipo Carranque con pista de atletismo en los terrenos antiguos del estadio municipal de tierra, control de la contaminación lumínica, etc.

18. Libramiento de terrenos e inmuebles para su utilización por servicios sociales, centros educativos, instituciones, etc. Para promover un modelo de desarrollo sostenible con una economía diversificada, debe potenciar su sector de administración pública, reivindicando la descentralización de la Administración andaluza,

19. Disminuir el enorme crecimiento previsto de suelo urbanizable en anejos: Sobre todo en Vva. de la Concepción, en su zona norte que se acerca peligrosamente al Torcal y el oeste, también son excesivos los crecimientos previstos para Bobadilla Estación, Colonia de Sta. Ana, Vva. de Cauche y los Llanos, tanto en términos absolutos cómo relativos.


 Conclusiones

Por todo ello nuestras conclusiones sobre el avance presentado son que:

- Es devastador del medioambiente e insostenible.
- Asegura el futuro del municipio y de algunos sectores, solo a corto plazo.
- Es agotador de recursos como el territorio y el agua.
- Degradará la calidad de vida de los ciudadanos.
- Debilitará la riqueza del municipio, al acabar con la diversificación de la economía.
- Convertirá el núcleo urbano en agobiante, al construir en cualquier espacio que quede libre.
- Da pie a atraer inversiones de dudosa procedencia.
- Apuesta irresponsablemente en un 90% por el desarrollo inmobiliario, confundiendo en muchos casos, éste, con el desarrollo turístico.
- Deja en el aire el futuro agrícola del municipio, sector este al que acorrala.
- Hipoteca la posibilidad de desarrollo sostenible y de calidad del municipio.
― Subirá el precio del suelo, del agua y de la vivienda, ya que espera ampliar fuera del municipio el mercado para ventas inmobiliarias.
- Aumentará la huella ecológica de la provincia de Málaga.

(Vista aérea de la Vega de Antequera. Foto:Plat. Antequera sost. y hab.)

El problema más importante de Antequera en estos momentos, esta lejos de ser el de un municipio condenado a morir en el olvido y el ostracismo, siendo su más básica prioridad e inconveniente, el no morirse de éxito en su olimpo de los dioses, mientras otros se aprovechan de este estado de ensimismamiento y entusiasmo; hay que recordar, que tan perjudicial resulta lo uno como lo otro, ya que el resultado es el mismo: la necrosis.

Dado el carácter desfasado de lo presentado en el avance, amén de lo insostenible e irrealizable del mismo, este debería ser modificado en profundidad, y dado el caso de no ser posible, retirar el avance y redactar uno nuevo, mucho más acorde con las necesidades del ciudadano y no con las del promotor.

Queda claro, que una vez pase de moda la actual explosión inmobiliaria, y hayan creído saciar su avidez de dinero (algo que nunca se preguntarán por que la tienen) unos cuantos, y por consiguiente las aguas vuelvan a su cauce inmobiliariamente hablando, los municipios verdaderamente afortunados no serán los que hayan colmatado el territorio de viviendas, o hayan casi agotado sus acuíferos y expoliado el territorio y patrimonio natural, deslumbrados por el dinero ofrecido; sino, los que hayan tenido la audacia y el coraje suficiente para discriminar lo esencial de lo accesorio, y propiciar un ordenado y sano crecimiento sin ficciones y equilibrado de sus municipios, preservando lo vital.

Más información:
Juan Manuel 617 537 149




Visitantes conectados: 578