ALTEC-Sarrión pagó sólo 6.000 euros de los 206.000 con que fue sancionada por infracciones ambientales

A lo largo de la duración de la explotación de la cantera de Los Arbolillos (Torrejoncillo del Rey, Cuenca) la UTE promotora de la obra, fue sancionada por un total de cuatro infracciones, todas ellas por incumplimientos de la normativa ambiental. De las cuatro, sólo abonó la sanción correspondiente a la infracción más baja, las otras tres no llegaron a materializarse debido a la caducidad de los expedientes por la tramitación de las Consejerías implicadas.

El primero de ellos fue debido al comienzo de las obras sin haberse publicado la declaración de impacto ambiental y, por tanto, sin contar con la autorización ambiental. Las obras comenzaron en septiembre de 2007, publicándose la DIA en enero de 2008. Aunque la sanción conllevaba la paralización inmediata de las obras, esto no tuvo lugar. La sanción fue calificada como grave y acarreaba una multa de 60.000€. Esta sanción fue anulada por resolución de la Consejera Industria, Energía y Medio Ambiente de entonces, Paula Fernández Pareja, al admitir la alegación del infractor. La UTE esgrimió que la notificación fue remitida a Carrascosa en lugar de Carrascosa del Campo, no habiéndose recibido y todo ello a pesar del anuncio en el Diario Oficial y una resolución previa del Director General confirmando la sanción.

La segunda se debió a los reiterados incumplimientos de los condicionantes impuestos durante la explotación de la cantera. No se mantenían distancias de seguridad, profundidades, pendientes de los taludes, superficies máximas de excavación,… Entre otras condiciones se debían guardar distancias mínimas a los caminos y zonas forestales próximas, la profundidad de explotación no debía superar los 4’5m (se llegó a más de 20m), mientras que la pendiente de los taludes debía alcanzar un máximo de 72º. Por este motivo se impuso una sanción grave, con una multa de 100.000€. Este expediente caducó por haber transcurrido más de 6 meses desde su inicio.

Posteriormente, en marzo de 2008 se tramitó otra sanción por la instalación de una planta industrial de suelo-cemento sin contar tampoco con autorización ambiental. La sanción fue tipificada como leve con una sanción de 6.000 € que fue la única que se consumó.

Finalmente, en abril de 2009 el SEPRONA denunció nuevamente el incumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental. El expediente se instruyó y la infracción fue tipificada como grave, con la imposición de 40.000€ de multa. En noviembre de 2009, el Director General de Evaluación Ambiental, Carlos Blázquez Orodea, publica una resolución por la que declara caducado el expediente por haber transcurrido más de 6 meses desde que fue iniciado, archivando las actuaciones.

El reiterado incumplimiento de la declaración de impacto ambiental y la tramitación de este expediente por parte de las Consejerías competentes ha sido objeto de denuncia ante el Juzgado de lo Contencioso por Ecologistas en Acción de Cuenca, estimándose parcialmente el recurso según la sentencia, admitiendo estos incumplimientos. No obstante, la sentencia no impuso la restauración del espacio natural ni ningún tipo de sanción a los promotores de la obra, la UTE constituida por ALTEC, S.A. y CONSTRUCCIONES SARRIÓN, S.A.