Piden la paralización de las obras en una casa rural en Pozancos

El promotor lleva meses realizando obras, mientras el proyecto de Evaluación de Impacto Ambiental se presenta en el mes de agosto.

Ecologistas en Acción de Guadalajara se suma a las reivindicaciones que los vecinos de Pozancos están llevando a cabo, y anuncia que ha presentado alegaciones al anteproyecto de una casa rural en Pozancos, Sigüenza, que podría haber sido el objeto de la desecación de la fuente de pueblo este verano, por la afección a los acuíferos subterráneos y porque la parcela donde se levantará un complejo rural y una piscina cubierta, junto a las actuales instalaciones, está pendiente de un deslinde público por posible usurpación. Asimismo el vallado de la finca cuenta con la orden de paralización del Ayuntamiento de Sigüenza, y podría haber afectado a caminos públicos.

El promotor ha presentado una memoria proyecto repleta de irregularidades e inexactitudes que hacen imposible valorar el impacto real que podría ocasionar la puesta en marcha de este complejo hotelero rural. Además la parcela 5155 del polígono 507 de Pozancos, Sigüenza (Guadalajara), se encuentra afectada por un expediente de deslinde por parte de los servicios competentes de la Delegación Provincial de Agricultura de Guadalajara, que afectaría a varios aspectos de este proyecto.

Del resultado de este deslinde pueden derivarse consecuencias sustanciales para el proyecto, como por ejemplo: superficie total de la parcela, superficie máxima construida que puede permitirse y, aún más importante, la construcción o no de edificios e instalaciones que en el proyecto se prevén en el suelo presuntamente ocupado catalogado como monte público. De aquí se derivarían evidentes repercusiones respecto de las instalaciones y, por tanto, de las actividades que podrían o no realizarse, las autorizaciones necesarias de toda índole tanto de la actividad como de su posible calificación, así como de la amplitud y el nivel de detalle del Estudio del Impacto Ambiental, por lo que debería suspenderse la tramitación del procedimiento mientras no se resuelva el mencionado deslinde.

Respecto a la necesidad de recursos hídricos, en la memoria resumen, se realiza el cálculo del suministro de agua que justifica la viabilidad de la casa rural y se hace sobre una población continua en Pozancos de 10 personas. Sin embargo, la cifra es errónea, pues son ya más las personas residentes (31, según los datos del nomenclátor del INE del 2011) y aún más quienes se suman a esta población los fines de semana y periodo estival.

En estas condiciones se produciría (según el gasto de 230l/p/día utilizado en el informe) un consumo semanal de 309,12 m3 en los meses de máxima demanda (que coinciden, no lo olvidemos, con los de máxima sequía) y no los 31,28 m3 estimados en el informe. Dicho consumo sería imposible de abastecer con el agua acumulada por los dos depósitos de agua que existen en Pozancos (de sólo 112,7 m3).

Y todo ello sin considerar los 15,1 m3 semanales del consumo de las 18 personas cuya residencia se prevé en la casa rural proyectada, ni el consumo del ganado equino, ni el de la limpieza de las cuadras, ni el de la piscina cubierta que se planea construir, ni el riego de césped y jardines.

Por último la construcción del muro de piedra de cerramiento de parcela, de alturas entre 2,0 y 2,5 m., contraviene lo estipulado en el vigente Reglamento de suelo rústico de Castilla-La Mancha, motivo por el cual el Ayuntamiento de Sigüenza ha ordenado su paralización, aunque sin haber llegado a ser efectivo, y el impacto visual modifica el paisaje y la perspectiva de los caminos perimetrales existentes e impide el paso de fauna y flora, incumpliendo el Reglamento de Suelo Rústico de Castilla-La Mancha.

Ecologistas en Acción mantendrá en breve una reunión con el Coordinador Provincial de Agricultura, Federico Verde, al que le pedirá la paralización del trámite de Evaluación Ambiental, una resolución del expediente de deslinde pendiente y que los servicios jurídicos investiguen la posible afección a caminos públicos y la realización de varios pozos para la captación de agua dentro de la finca.