Expolio de patrimonio ciudadano la privatización del agua

La coordinadora califica de fraude social y expolio de patrimonio ciudadano la privatización del agua que está gestionando García Pelayo.

“Está utilizando la crisis económica para llevar a efecto una operación a veinticinco años, que cargará duramente sobre la economía de todos los jerezanos y enriquecerá a una empresa que se llevará los beneficios fuera de Jerez”.

En una acción de carácter informativo, la Coordinadora, junto al 15M de la Barca y otros colectivos sociales, han tomado este domingo la Barca de la Florida, como centro reivindicativo del mundo rural jerezano, en contra de la privatización del servicio de agua municipal.

Este movimiento antiprivatización del agua se ha dispuesto a informar a la gente de su pueblo y a solicitar firmas a los vecinos que quieran expresar su rechazo, para hacérselo llegar a los responsables de la pedanía.

Las pedanías jerezanas tienen plena competencia sobre la gestión del agua y el alcantarillado, como regula la Ley 7/ 1993, de 27 de julio, Reguladora de la Demarcación Municipal de Andalucía, en su artículo 53. Estas entidades locales, tienen derecho legal sobre todo el patrimonio y toda la actividad social, económica y laboral del servicio de aguas de Jerez, con una participación de un 7% sobre el total de la misma. Cualquier alteración del carácter de la gestión de la actual empresa (Ajemsa) tiene que ser refrendada por estas pedanías, en las formas que regula dicha ley.

Las pedanías se administran mediante una Junta Vecinal elegida en sufragio electoral, paralelo a las Elecciones Municipales. Estas corporaciones locales son las administradoras legales de las competencias de las pedanías y por lo tanto, las que tienen que disponer sobre la gestión del agua. En este caso de Jerez, tienen que decidir si optan como el ayuntamiento matriz (Jerez de la Frontera) por privatizar el ciclo integral del agua.

La Coordinadora, que acusa de fraude social y de expolio de patrimonio ciudadano, el tramitado proyecto de concesión administrativa de la gestión de Ajemsa a una empresa privada, califica de gestión anticiudadana a la alcaldesa y por ende, a aquellos responsables de pedanías que secunden esa desacertada operación.

La Alcaldesa García Pelayo, da por hecho en el Pliego de Condiciones anunciado en el BOE, que cuatro de estas pedanías están de acuerdo con esta decisión de privatizar el agua. Se apoya en un papel firmado por los alcaldes pedáneos de Nueva Jarilla, El Torno, San Isidro y La Barca de la Florida, en el que adhieren a la operación de concesión administrativa de la gestión de Ajemsa.

Denuncia esta coordinadora que alguien ha metido la pata, intencionadamente. “Es una temeridad presuntamente delictiva, que debe tener responsabilidad con nombre y apellidos. En principio, se ha equivocado la Alcaldesa a la hora de dar por hecho con un simple papel, la decisión que tiene que tomar por mayoría la Junta Vecinal de cada entidad local autónoma. Entendemos que este hecho tiene que ser denunciado por estos alcaldes, porque si no es así, serian directamente ellos los que se han saltado la norma regulada por ley, como es el obviar la competencia que debe tomar solo y exclusivamente la corporación en pleno (Junta Vecinal) y estos alcaldes tienen que ser conocedores del Pliego publicado en el BOE”.

En vista de esta irregularidad y antes de la finalización del proyecto de privatización del agua en Jerez, la coordinadora pide a las pedanías que se defina y decida en Junta Vecinal, si van a vender o no su parte legalmente reconocida en ley, sobre la competencia de la gestión del agua de su pedanía.

Coordinadora por la Defensa de la Gestión Pública del Agua en Jerez