El arboretum de Tentudía

A pesar de los muchos fondos europeos que se invierten en la comarca de Tentudía, el patrimonio natural, fuente de riqueza clave de esta. Sigue siendo la gran olvidada, y su puesta en valor es más que insuficiente con una desprotección preocupante en muchos casos.

Uno de esos casos, es el arboretum [1] de Tentudía, una colección de árboles con cerca de cuarenta especies de cierta singularidad por estas latitudes. Situado en el centro del Monte de Utilidad Pública Nº 1 de Badajoz "Tentudía", en la finca denominada "El Moro" perteneciente al ayuntamiento de Calera de León. En el entorno de lo que en su día fue la Casa Forestal y actualmente son las Cabañas de Tentudía, podemos encontrar este singular espacio de naturaleza y diversidad.

El origen de este arboretum son las repoblaciones masivas con pino piñonero realizadas en este monte por parte del Icona en los años sesenta, y la costumbre de ingenieros de montes y forestales de probar además el crecimiento y adaptación de diferentes especies en los montes en los que actuaban. Después algunas obras y actuaciones han mejorado o han dado al traste con algunas de las especies presentes. De este modo la presencia actual de ciertos árboles, su presencia y su estado de salud dan una idea de su potencial recuperación en esta zona de especies desaparecidas en su día.

Además de los árboles propios de la zona como son: encinas, alcornoques, robles melojos, castaños, pinos piñoneros, pinos resineros, chopos... En este rincón privilegiado de Tentudía podemos ver:

1º Cipreses de arizona, ciprés totem, ciprés macrocarpa... en especial a lo largo de los caminos de acceso al arboretum.

2º El pino canario, el braquiquito, el madroño, el cinamomo, el sauco, el árbol del cielo... en torno a la casa forestal y las cabañas.

3º El tilo plateado, las higueras, el cedro del himalaya, el acebo, el abeto, el falso pimentero, el almendro... en un primer plano del arboretum, desde la alberca hasta el pequeñó arroyo.

4º En el entorno del arroyo se sitúan los nogales, almeces, ciruelos, bruñeros, pereros, sauces...

5º Subiendo hacia el rincón suroeste del arboretum, cercanos a la fuente natural del arboretum podemos ver el laurel, el avellano, el arce negundo, el eucalipto camaldulensis...

6º Finalmente arroyo abajo, además de cedros, pinos, robles... podemos encontrar algunos guinderos.

Este arboretum es un valor natural de Tentudía, que hay que potenciar, su abondono durante tantos años no está justificado. Por eso la intención de está asociación es trabajar en este sentido de una manera desinteresada. A las labores de mantenimiento, podas... hay que unir la mejora de la colección de plantas, su señalización y puesta en valor. Por esto vamos a trabajar.