Hipocresía e incoherencia en el visto bueno al Proyecto Turístico de Trebujena

La Delegación Provincial de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente, ha procedido recientemente a “Declaración previa viable a los meros efectos ambientales”, de la Revisión del PGOU de Trebujena. Con ello ampara el proyecto turístico que en dicho Plan se contempla en las marismas, frente a Doñana: recalificar tres millones y medios de metros cuadrados, con la construcción de 750 viviendas, un hotel de 400 plazas de capacidad y varios campos de golf. Rechaza así las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción, contrarias a la alteración de las marismas, a cuadruplicar el suelo urbano actual de Trebujena y a permitir asentamientos turísticos despilfarradores de un recurso tan esencial y escaso como es el agua.

Desde Ecologistas en Acción denunciamos la hipocresía de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, que por una parte no duda en dar el visto bueno a proyectos como éste, consumidores de hasta millones de litros diarios de agua; y por otra, pide a los ciudadanos que ante la sequía presentada adoptemos medidas para el ahorro de tan preciado recurso.

Ni en el proyecto, ni en el estudio de impacto ambiental presentados, se contemplan soluciones viables de donde poder obtener los millones de litros de agua diarios que se demandan, lo que no ha sido impedimento para darle la viabilidad ambiental.

Igualmente nos parece inconcebible, que un ayuntamiento gobernado por IU se preste a tales proyectos insostenibles y de claro tinte especulativo (la hectárea ha sido comprada a un millón de las antiguas pesetas, que luego recalificada multiplicará en mucho su valor). Sobre todo teniendo en cuenta , que dicha formación política está defendiendo la necesidad de una ley que restringa la construcción de campos de golf y que recientemente presentó una propuesta en el Parlamento andaluz (que fue rechazada), para que no se autorizara ningún campo de golf hasta que se promulgue la ley. Esperemos que en coherencia, el ayuntamiento de Trebujena espere a la promulgación de la ley que se está elaborando, antes de dar el definitivo apoyo a la macrourbanización de las marismas. Y que de igual modo, incorpore lo que dice IU que defiende: que sólo se permitan los riegos con aguas recicladas procedentes de depuradoras. Situación ésta que haría inviable los campos de golf y la urbanización prevista, por cuanto la estación depuradora proyectada en el PGOU, y aún no construida, tendría capacidad para depurar hasta 0’7 hectómetros cúbicos al año, lejos de los 1’4 que se calculan necesarios para el conjunto del proyecto.

Por no cumplir, no cumple ni siquiera con la propuesta hecha asimismo por IU de que las promociones urbanísticas que acompañen a los proyectos de golf no superen una vivienda por hectárea; en este caso se pretenden más de dos.

Desde Ecologistas en Acción reiteramos nuestro rechazo a proyectos de este tipo, claramente insostenibles ambientalmente en un clima como el nuestro, y consideramos una burla a los ciudadanos, que a las puertas de una sequía, la administración ambiental no haga ninguna objeción a consumos de agua tan desmesurados como los que se pretenden. Y que no vincule su aprobación a la demostración de que disponen de los caudales correspondientes.

Luego ocurrirá, como lo que recientemente sucedió recientemente con el Sherry Golf de Jerez, que se les tenga que sancionar por regar con un agua potable, que desgraciadamente, de seguir así pronto nos faltará.