Denuncian el despilfarro de la Junta en la Ciudad del Medioambiente

Folleto contra el despilfarro

Asden-Ecologistas en Acción de Soria ha enviado a todos los domicilios de la Ciudad de Soria un folleto en el que se anima a los sorianos a hacer llegar su protesta a Juan Vicente Herrera, Presidente de la Junta de Castilla y León en razón a las “inversiones” públicas en el proyecto urbanístico de la Ciudad del Medioambiente (CMA), en la que llevan ya gastados 92,3 millones de euros. Un gasto de dinero público que va en detrimento de otras partidas presupuestarias más justas y con mayor demanda por parte de la sociedad soriana.

Asden-Ecologistas en Acción ha tomado esta decisión debido a que la trascendencia de las características y consecuencias socioeconómicas de la CMA ha superado a las motivaciones ambientales que normalmente mueven las actuaciones de Asden-Ecologistas en Acción. Motivos ambientales que son numerosos e importantes y cuya descripción han sido expuestos públicamente, administrativa y judicialmente en numerosas ocasiones.

En este mes de Octubre de 2012 se han conocido los presupuestos de la Junta de CyL para la Provincia de Soria en el año 2013: 31,4 millones de Euros en los cuales no se reconocen partidas para el Hospital de Santa Bárbara y el Centro Sanitario Soria Norte, ni partidas ya comprometidas en anteriores anualidades como son Escuela Oficial de Idiomas, Palacio de la Audiencia, etc. De esta cantidad resulta que se destinan 11,3 millones de Euros, un tercio del total, a la Ciudad del Medioambiente, especialmente a la Cúpula de la Energía, que es un faraónico edificio que esta costando 38 millones de euros y que no tiene previsto uso o utilidad alguna. Unos presupuestos parecidos a los del año 2012, que destinaron para Soria 31,1 millones de euros, de los cuales 7 millones fueron para la Cúpula de la Energía. Por desgracia en los próximos años será previsible igual tendencia ya que deberán pagarse los típicos y elevados sobrecostes de este tipo de obras, en especial cuando existen notables y reconocidas “modificaciones” de proyecto, y además cuando están planificados parques y jardines por un montante de 18 millones de euros.

A la vez que se gastan estás ingentes cantidades de dinero se dejan abandonadas varias de las actuaciones ligadas a la CMA, como son el área recreativa de Alto Real y zona anexa del Duero, la ruta verde de Soria a la CMA o las malogradas aceras construidas con adoquines de madera. Temprano abandono que hermanan la Ciudad del Medioambiente a otros proyectos del esplendor inmobiliario español, con lo que también tiene en común la carencia de todo estudio de viabilidad económica.

Mientras la Junta de Castilla y León prioriza y favorece este proyecto inmobiliario y arquitectónico (al igual que hace en otras provincias con el complejo turístico de San Glorio León, Cúpula del Vino en Valbuena de Duero Valladolid o Cúpula de la Tecnología de Zamora), exige sacrificios a los castellano y leoneses mediante subidas de impuestos, céntimos sanitarios, impuestos "verdes" a las energías renovables, etc., y también mediante las bajadas de sueldos y despidos de empleados públicos, aparte de los ya mencionados y derivados del descenso del número y calidad de prestaciones sociales esenciales que presuntamente estaban garantizadas por la Constitución Española. Es decir que con nuestro sacrificio directo e indirecto se están pagando las obras de la CMA y los elevados intereses de la deuda pública que esas inversiones requieren, y no el mantenimiento del estado del bienestar que nos están prometiendo, lo cual es un notable ejemplo de mal gobierno y despilfarro que está ejerciendo la Junta de Castilla y León sobre sus ciudadanos y especialmente sobre los de Soria.

Esta mala gobernanza tiene dos graves consecuencias; una la desafección de los ciudadanos respecto a las instituciones que conforman el Estado de Derecho; y dos, dan motivos para que las instituciones financieras y políticas europeas desconfíen de las medidas de reducción del déficit y control de la deuda que dicen están tomando las Comunidades Autónomas, en este caso Castilla y León.

Por supuesto estos injustos e irresponsables presupuestos afectan también al medioambiente; primero moralmente porque la Junta de Castilla y León promueve la construcción de la CMA como un infraestructura e inversión ambiental, y segundo económicamente porque eliminan las inversiones a la construcción o mantenimiento de infraestructuras ambientales como son las depuradoras de aguas residuales y recortan los recursos materiales, administrativos y personales destinados a la gestión que realiza la Consejería de Medio Ambiente, como por ejemplo que ahora no tengan dinero ni para reparar o echar combustible a sus vehículos.

Todo lo expuesto es sobradamente conocido por los sorianos y si la Ciudad del Medioambiente ya era una razón de malestar, con los últimos presupuestos tal malestar esta aumentado por lo que Ecologistas en Acción les ha pedido que lo trasladen mediante una protesta o crítica hacia el máximo responsable de estos Presupuestos 2013 de la Junta de Castilla y León, hacia su Presidente Juan Vicente Herrera, con objeto de que los modifique, paralice la Ciudad del Medioambiente y haga prevalecer los intereses de los Castellanos y Leoneses frente a sus intereses políticos personales y partidistas.