Denuncia ante Cultura del expolio de material de Valcárcel

CGT, Ecologistas en Acción de Cádiz y La Fábrika, han interpuesto una denuncia esta semana ante la Consejería de Cultura contra Zaragoza Urbana S.A., basada en un informe técnico colegiado donde se expone la sustracción y desaparición de materiales estructurales del Bien de Interés Cultural “Hospicio Provincial de Cádiz”, comúnmente conocido por Valcárcel.

Los tres colectivos sociales de Cádiz, alertan de que las irregularidades del contrato firmado entre Zaragoza Urbana y la Diputación de Cádiz, han ocasionado movimientos especulativos que ponen en alto riesgo la conservación de esta joya del Neoclásico, así como su uso público.

La Confederación General del Trabajo (CGT), Ecologistas en Acción de Cádiz y La Fábrika, han puesto a disposición de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía un informe técnico colegiado donde se expone las graves sustracciones de material estructural del Siglo XVIII, que pueden ocasionar problemas como la filtración de aguas de lluvias al resto de estructura de un ala del edificio Valcárcel.

Los tres colectivos sociales de Cádiz denuncian ante la Consejería los hechos, facilitando dicho informe pericial. Solicitan que se abra una investigación global sobre el estado del inmueble, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 1965.

Los hechos y argumentos de la denuncia de los tres colectivos gaditanos, contienen lo siguiente:

1º El edificio del Hospicio Provincial de Cádiz, comúnmente conocido por Valcárcel, fue declarado monumento histórico-artístico por el decreto 4.402/1964 de 23 de diciembre, publicado en el B. O. E. del 20 de enero de 1965, donde textualmente se dice: “No solamente el patio sino todo el edificio, sobre todo su frente principal, es digno de respeto y conservación”.

2º Dicho edificio está sujeto a la normativa que vela por la conservación de toda construcción considerada en régimen de bien de interés cultural (BIC). Esta catalogación administrativa hace que Valcárcel esté bajo el amparo de la Ley 14/2007, de 26 noviembre, Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

3º Actualmente el mantenimiento y conservación del inmueble corresponde a la propietaria Zaragoza Urbana, S.A., que lo adquirió por compraventa en el año 2.003.

4º En un informe técnico de seguridad y habitabilidad, elaborado por el arquitecto técnico D. Vicente Gómez-Zarzuela Giner (Anexo I), con fecha de 11 de agosto de 2011, se afirma que ha podido haber un expolio de material por parte de la empresa propietaria, al haber sustituido vigas de madera de su forjado de calidad muy superior a las que se colocaron posteriormente, así como la sustitución de ventanas de madera y sus rejas por otras de aluminio. También se indica el mal estado de los revestimientos de las paredes, techos y suelos, así como de los aseos, en cada una de sus plantas, debido al estado de abandono al que ha estado sometido dicho edificio durante años.

5º Según indica el periódico “La Voz Digital” con fecha 27-10-12, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz ha acordado la incoación de un expediente sancionador a la empresa Zaragoza Urbana por incumplir el deber de conservación del inmueble, desoyendo los requerimientos dictados en 2010 y 2011 por el propio Ayuntamiento.. El requerimiento hecho por los técnicos municipales ordenaba a la empresa, con respecto a la fachada principal, el pintado y resanado de las paredes, consolidar todas las zonas afectadas con grietas, reparar las zonas afectadas por dichas fisuras y la realización de una inspección completa de la fachada con reparación de las partes en las que sea necesario por el mal estado de la misma.

6º El pasado martes 13 de noviembre de 2012, las aulas pertenecientes a la Escuela de Hostelería Fernando Quiñones, que se encuentran en el citado inmueble, se han cerrado debido al mal estado de las mismas, por indicación de Zaragoza Urbana, propietaria del edificio, que ha avisado del estado inseguro de los talleres de cocina, instalados en Valcárcel.

7º Todos estos hechos se producen en un contexto de indefinición sobre las intenciones de Zaragoza Urbana con respecto al edificio, y de ocultamiento y oscuridad con respecto al contrato de compraventa realizado entre la empresa y la Diputación Provincial de Cádiz, a las actuaciones realizadas por la empresa en el edificio y a las causas que están provocando el retraso de la devolución del mismo a su anterior propietario, la Diputación Provincial de Cádiz, ante la renuncia pública de la empresa a su proyecto de hotel de lujo.

Por último, CGT, Ecologistas en Acción de Cádiz y La Fábrika, quieren denunciar ante la sociedad que nuestro patrimonio arquitectónico no debe depender de manos privadas y denuncian que tanto la Diputación Provincial, como el Ayuntamiento de Cádiz y la Junta de Andalucía, no han estado a la altura de las necesidades de conservación nuestro patrimonio arquitectónico, situando al BIC de Valcárcel en serio riesgo de degradación. Estos colectivos también denuncian que esta trama especulativa ha dejado en segundo plano político la obligatoriedad de la Administración de destinar la actividad de este Bien Inmueble a uso público para el disfrute y aprovechamiento de toda la población de Cádiz.