Llaman a la sociedad berciana a movilizarse de nuevo contra la incineración de residuos

Ecologistas en Acción de la provincia de León ha pedido al Consejero Silván que, en atención al rechazo de la incineración de residuos manifestado por la sociedad berciana, ratifique la Orden de 5 de julio de 2011 de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente (publicada en el BOCyL de 27 de julio 2011) que dejó sin efecto la autorización de la coincineración de residuos en le cementera Cosmos. Por coherencia, la decisión de impedir la coincineración en El Bierzo debería trasladarse a las cementeras de La Robla y Venta de Baños.

La asociación ecologista ha planteado esta petición al Consejero, aprovechado el trámite de consultas previas a la evaluación de impacto ambiental, con el que la empresa cementos Cosmos reinicia el procedimiento para que se le permita la coincineración de más de 100 toneladas diarias de residuos (neumáticos usados, plásticos, lodos de depuradora, etc.) en la cementera de Toral de los Vados. El mismo escrito se ha remitido al Jefe del Servio Territorial de Medio Ambiente, D. Mariano Torre, solicitando la paralización del expediente presentado en León.

La sociedad berciana, en manifestaciones multitudinarias (ver hemerotecas), ha dejado bien claro su rechazo a la coincineración de residuos, una actividad que considera lesiva para la salud, el medio ambiente y el desarrollo de los sectores económicos más pujantes en El Bierzo: el agroalimentario y el turismo. Por este motivo, la pretensión de la cementera de imponer su interés empresarial al interés general de toda una comarca, solo puede calificarse de “provocación”.

Por otra parte, cementos Cosmos presenta un documento vacío de contenido:
- No fija la cantidad total de residuos a coincinerar
- No cuantifica las cantidades parciales de los distintos flujos de residuos, ni determina su procedencia.
- No contempla la alternativa “cero” de sustituir el coque de petróleo por combustibles convencionales menos contaminantes.
- No analiza el posible impacto negativo de la incineración de residuos sobre actividades económicas, como las agroalimentarias y turísticas, cuyo desarrollo futuro depende de la calidad del medio ambiente.

Reiteramos lo dicho al denunciar las autorizaciones concedidas a las cementeras de La Robla y Venta de Baños: la incineración de residuos carece de cobertura legal, al haber expirado en 2010 todos los planes de residuos en Castilla y León y estar pendiente la elaboración y aprobación de un nuevo Plan Regional de Residuos. En estas condiciones, a sabiendas de que la prioridad legal en el tratamiento de los residuos es su reducción, reutilización y reciclado; habiendo propuesto el Parlamento Europeo eliminar en el año 2020 la incineración de los residuos que se puedan reciclar, -como es el caso de los que pretenden coincinerar las cementeras en Castilla y León- no tiene sentido dar trámite al documento ambiental presentado por cementos Cosmos.