Solicitan que el pavimento de la plaza del Grano sea declarado BIC

Ecologistas en Acción de León se ha dirigido a la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta, solicitando la incoación de un expediente que de inicio al procedimiento legalmente establecido para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del pavimento de la Plaza del Grano.

Con el mismo escrito han pedido a la Comisión Leonesa de Patrimonio que no autorice el inicio de las obras en la plaza del Grano hasta que se resuelva la solicitud, de manera que si fuera estimada, el pavimento de la plaza del Grano pueda gozar del régimen de protección legalmente previsto para los bienes de interés cultural declarados.

La asociación conservacionista ha actuado de esta manera ante el temor de que las obras, anunciadas como inminentes, no preserven la pavimentación en su integridad: materiales, configuración y sistema constructivo.

Las obras previstas podrían ser respetuosas solo en apariencia, pues de la información mostrada públicamente, -correspondiente al proyecto ganador del concurso de ideas convocado hace un año por el Ayuntamiento- no se deduce que los cantos rodados vayan a recolocarse sobre el terreno en estado natural, o lo que es lo mismo, manteniendo el sistema constructivo original de la plaza que es lo que confiere al pavimento de cantos rodados su valor intrínseco como bien único histórico y arqueológico.

En efecto, en las explicación del proyecto se han utilizado expresiones del tipo “el canto rodado se compactará”, “se mejorará su base”, se “proponen adaptaciones técnicas para una mayor durabilidad… “, etc. expresiones que inducen a pensar que los cantos rodados podrían recolocarse sobre losa de hormigón y/o capa de mortero, con lo que nos encontraríamos ante una modificación del sistema constructivo, y de la técnica ancestral hasta ahora utilizada, lo que alterará sustancialmente el pavimento, y con ello el carácter de este espacio de singular belleza.

Ecologistas en Acción viene pidiendo reiteradamente respeto absoluto al pavimento de la plaza del Grano. Es decir, una intervención de mínimos que se lleve a cabo utilizando los métodos y técnicas tradicionales, al entender que si lo que se pretende es la conservación de este bien, sólo es necesario realizar tareas de reparación y restitución del suelo tal y como está. En cuanto a la “durabilidad”, esgrimida para justificar las obras, hay que apuntar que la Plaza del Grano no presenta ningún problema, basta comparar el tiempo transcurrido desde su última reparación, con las numerosas reparaciones a las que son sometidos los pavimentos modernos.

En la petición se ha hecho hincapié en la ubicación de la plaza que, estando situada en el Conjunto Histórico de León, participa del entorno de protección de varios edificios declarados BIC (Iglesia del Mercado y Cerca Medieval) y lo que es mas importante, se encuentra en el entorno de protección del Camino de Santiago, Itinerario Cultural declarado Patrimonio de la Humanidad.