Territorio libre de fracking

Ecologistas en Acción de Aragón se congratula de la reciente decisión del Pleno de las Cortes de Aragón por la que, a propuesta de Chunta Aragonesista (CHA), se solicita al Gobierno que esta Comunidad sea declarada “Territorio Libre de Fracking” para evitar el uso de la fractura hidráulica en la extracción de gases no convencionales.

Ecologistas en Acción celebra esta decisión que trata de excluir el uso de la fractura hidráulica por los perjudiciales efectos ambientales, sanitarios y climáticos que genera, ya que esta Comunidad está afectada por al menos 15 proyectos de investigación para extraer gas con este método, de los cuales 8 ya están concedidos y otros 7 más solicitados. (Ved información del Anexo).

La fractura hidráulica es una técnica para extraer gases no convencionales. Esos hidrocarburos se encuentran en rocas subterráneas poco porosas y poco permeables. Se encuentran en baja concentración, dispersos en pequeñas burbujas. Para liberarlos y llevarlos a la superficie es necesario romper la roca.

Se perfora verticalmente un pozo en el subsuelo a gran profundidad, atravesando acuíferos, hasta llegar a la capa de roca donde se encuentra el gas. A partir de ahí se perfora horizontalmente a lo largo de cientos de metros. Entonces se fractura la roca por medio de explosiones. A continuación se inyectan a gran presión toneladas de una mezcla de agua, arena y componentes químicos. Este fluido agranda las grietas y libera el gas. Una vez en la superficie, el gas es separado del agua contaminada, que se almacena en balsas de evaporación.

La fractura hidráulica es peligrosa porque puede producir graves efectos de diverso tipo. Algunos de ellos son los siguientes.

Contaminación del agua:
Para llegar a las capas de roca donde se encuentra el gas se atraviesan acuíferos. Hay riesgo de filtraciones del fluido durante la inyección o el retorno a la superficie, provocando la contaminación de los acuíferos con compuestos químicos muy tóxicos (COPs), metales pesados o sustancias radiactivas liberadas de la roca. Entre un 15% y un 80% del fluido permanece en el subsuelo, prolongando el riesgo de contaminación de acuíferos y aguas superficiales.
Puede afectar a cabeceras de ríos, pozos, suelos, cultivos y alimentos.

Contaminación del aire:
El fluido de fractura almacenado en las balsas de evaporación contiene compuestos orgánicos volátiles nocivos para la salud.

Efecto invernadero:
Son frecuentes las fugas de metano, un gas con un efecto invernadero veintitrés veces más potente que el dióxido de carbono.

Seísmos:
La inyección masiva de líquidos puede afectar directamente a las fallas y provocar movimientos sísmicos.

Además, la fractura hidráulica, o fracking, es social y ambientalmente insostenible porque con su explotación se prolonga un modelo energético agónico, el de los hidrocarburos, en vez de apostar por un cambio sostenible e invertir en fuentes de energía renovables y limpias. El gas no convencional es un recurso finito, se está comprobando que las reservadas son menores de lo anunciado y las inversiones para extraerlo mayores de lo previsto. El tiempo de vida de los pozos es de sólo 5 ó 6 años y además se trata de una técnica que consume enormes cantidades de agua, otro recurso escaso.

En Europa ya se han declarado moratorias o prohibiciones al fracking , como por ejemplo en Francia, Bulgaria, Irlanda, Rumanía, Reino Unido, Chequia, o algunos estados alemanes. En otros, como Austria, se imponen límites ambientales muy severos para el uso de la técnica. En Estados Unidos, en donde se está usando ampliamente la fractura hidráulica desde hace una década, la oposición popular está muy extendida tras comprobarse los peligros reales de esta técnica.El documental Gasland expuso la situación y una campaña en contra del fracking ha reunido a un centenar de artistas como Lady Gaga, Yoko Ono, Paul McCartney o Susan Sarandon. En Francia y Bulgaria se celebraron manifestaciones multitudinarias en 2012 y el 22 de septiembre ha sido declarado como día internacional contra el fracking.

ANEXO

La siguiente información ha sido reunida y contrastada a lo largo de los meses de septiembre y octubre de 2012. Ante la falta de transparencia mencionada [1], Ecologistas en Acción no puede asegurar que todos los permisos mencionados estén destinados a la técnica de fracking. La organización no descarta que existan otras licencias en Aragón no recogidas en el presente listado.

PERMISO DE INVESTIGACIÓNPROVINCIAS AFECTADASSITUACIÓN ADMINISTRATIVA
Berdún Huesca Permiso concedido.
Aínsa Huesca Permiso concedido.
Plácido Huesca Permiso concedido.
Turbón Huesca Permiso concedido.
Carlota Huesca Permiso concedido.
Biescas Huesca Permiso concedido.
Kepler Zaragoza Permiso concedido.
Copernico Zaragoza Permiso concedido.
Perseo Lleida y Huesca Permiso solicitado.
Prometeo Lleida y Huesca Permiso solicitado.
Atlas Lleida , Tarragona, Huesca y Zaragoza Permiso solicitado.
Helios Lleida , Tarragona, y Zaragoza Permiso solicitado.
Quimera Huesca, Zaragoza y Navarra Permiso solicitado.
Aquiles Zaragoza y Navarra Permiso solicitado.
Platón Teruel Permiso solicitado.



Visitantes conectados: 1029