El mercurio dental contamina tierra, mar y aire

El Gobierno español debe apoyar la eliminación del mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo y las graves consecuencias para la salud y el medio ambiente que puede provocar. Así lo reclaman Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios, Greenpeace, Comisiones Obreras y el Buro Europeo de Medio Ambiente.

Estas organizaciones y sindicatos piden que el gobierno respalde la eliminación progresiva en la Unión Europea y a nivel multilateral, introduciendo una cláusula en el tratado del mercurio, un instrumento jurídicamente vinculante que actualmente está en fase de redacción en el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA).

El mercurio dental es una de las mayores fuentes de contaminación por mercurio después de la producción de cloro-sosa. Los empastes con mercurio consumen unas 400 toneladas anuales de mercurio y acaban contaminando el agua, a través de las aguas residuales y los residuos urbanos, el aire, a través de las cremaciones, las emisiones de las clínicas dentales y la incineración, y el suelo, a través de los vertederos, los cadáveres enterrados y la aplicación de lodos residuales. Una vez liberado, el mercurio puede convertirse en metilmercurio, que produce graves daños cerebrales y problemas neurológicos, especialmente en niños y fetos (mujeres embarazadas y en periodo de lactancia).

Ya existen alternativas eficaces y asequibles para los empastes de amalgama, que son altamente costosos si se tiene en cuenta los daños ambientales que provocan. En países como Suecia y Noruega, el mercurio dental ha sido prácticamente eliminado y existen informes recientes, como el preparado por BIO Intelligence Service para la Comisión Europea, que recomiendan su retirada progresiva.

Es incontestable que la contaminación ambiental provocada por el mercurio dental y sus consecuencias es significativa. Es urgente eliminar el mercurio odontológico en la Unión Europea y en el mundo.

Referencias:

  • Study on the Potential for Reducing Mercury Pollution from Dental Amalgams and Batteries (julio 2012), ver
  • La ciudad de Bilbao gastó 4-5 millones de euros en 2010-2011 en depurar sus lodos de depuradora contaminados con mercurio. Organización Mundial de la Salud, Future Use of Materials for Dental Restoration (2011), p.21
  • Lars D. Hylander & Michael E. Goodsite, Environmental Costs of Mercury Pollution, Science of the Total Environment 368 (2006) 352-370.



Visitantes conectados: 228