Kit para unas fiestas sostenibles

Ecologistas en Acción recoge consejos prácticos para celebrar estos días sin perder la cabeza, ni la cartera, ni la razón.

Digestiones pesadas, cuentas en números rojos y unos cuantos regalos que no sabemos dónde meter. Estos son algunos de los efectos colaterales más visibles de unas fiestas que están a punto de comenzar. El derroche de comida, de energía, de compras inútiles se ha instalado como hábito al final de cada año. Pero hay alternativas que nos ahorran dinero y disgustos y que también sientan mejor al planeta y otras sociedades. Ecologistas en Acción ha preparado consejos para celebrar (si quieres) las navidades sin perder la cabeza, ni la cartera, ni la razón. Un kit de recomendaciones que además sirve para el resto del año.

Come cosas ricas y recupera costumbres. Esta Navidad podría ser un buen momento para apostar por productos locales y tradicionales, como el cardo de navidad o la lombarda con manzanas. Una oportunidad para sacar de tu plato alimentos con un gran impacto ambiental y social, como los langostinos tropicales.

Ve al circo, porque es un espectáculo de magia y alegría. Un espacio en el que caben trapecistas, payasos, contorsionistas, pero no el maltrato de animales.

Regala tiempo, emociones y buenas ideas, cosas hechas a mano, productos de cooperativas o mercados de trueque,libros... No te dejes convencer de que las muestras de cariño tienen precio y salen en los anuncios.

Decora e ilumina tu casa, si te gusta, pero hazlo con originalidad y sensatez. Los árboles no han perdido nada en el salón de tu casa. Y las luces brillan mejor si se usan con moderación.

Canta villancicos o, todavía mejor, villancríticos, temas navideños convertidos en canciones protesta frente a las injusticias que nos han enfadado todo el año.

Asóciate a proyectos colectivos llenos de ilusión, que necesitan de tu apoyo para salir adelante y demostrar que sí es posible crear alternativas. Como el mercado social, que empieza a ser una realidad, o alguna de nuestras federaciones.

Envía tarjetas de felicitación como las que hemos preparado para celebrar buenas noticias y recordar las malas con ironía. El surtido comienza con el ministro Arias Cañete y sus regalos envenenados, y continúa con el cierre de la central nuclear de Garoña y la salvación de Marina de Cope.
Y, sobre todo, intenta ser feliz y prepárate para un nuevo año con energías renovadas y renovables.