Retirada del nuevo plan de mejora de calidad del aire en Andalucía

La contaminación atmosférica es uno de los principales problemas medioambientales a los que es necesario hacer frente debido a su incidencia directa en la salud humana. Las afecciones que causa están asociadas, principalmente, a los sistemas respiratorio y cardiovascular. Los grupos de población más afectados son las personas de avanzada edad, las mujeres embarazadas, los niños y las personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas.

• Las Administraciones responsables han desarrollado normativa tanto para lograr la reducción de las emisiones como para disminuir los niveles de contaminantes permitidos en el aire ambiente. En este sentido, las Administraciones competentes deben adoptar planes y programas para la mejora de la calidad del aire y el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire en su ámbito territorial, así como para minimizar o evitar los impactos negativos de la contaminación atmosférica, en los casos en que se registren superaciones de los niveles máximos permitidos de determinados contaminantes atmosféricos. Por todo esto, la Junta de Andalucía ha expuesto a información pública en el último mes un plan de mejora de calidad del aire en Andalucía tanto para aglomeraciones urbanas como zonas industriales. Dentro del trámite de información pública del borrador de Decreto por el que se aprueban planes de mejora de la calidad del aire en determinadas zonas de Andalucía, Ecologistas en Acción, tras estudiar los planes propuestos ha decidido realizar una alegación de conjunto cuya conclusión fundamental es solicitar la retirada del documento integro, por los siguientes motivos:

• La gran mayoría de las medidas planteadas para paliar la contaminación en las capitales de provincia y áreas metropolitanas consisten en infraestructuras viarias para favorecer el uso del vehículo privado a más velocidad. De hecho las autovías, circunvalaciones y proyectos de alta velocidad son los únicos que viene acompañados con previsiones de dotaciones presupuestarias, mientras que las medidas para domesticar el tráfico y favorecer el transporte público, especialmente el ferroviario de cercanías sólo un ejemplo de literatura de deseos, con la que la Junta ni siquiera disimula su nula voluntad política de ejecutarlas.

• Además, nos parece una tomadura de pelo que se plantean nuevas infraestructuras viarias que generan claramente un “efecto llamada” que favorece un mayor y más ineficiente uso del automóvil privado. Pero junto al impacto ambiental, la circulación más que probable de más vehículos a más velocidad va contra el propio objetivo de reducción de concentración de contaminantes y resulta imposible relacionarlo con el objetivo de “reducción de emisiones de otros contaminantes asociados al tráfico en los núcleos urbanos”.

• En la parte de medidas en el ámbito industrial se limita a relacionar las contempladas en a las Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI) de las empresas emisoras, AAIs que están concedidas desde varios años, sin que haya habido reflejo en mejora ninguna en la calidad del aire. En las conclusiones sobre Evaluación de calidad del aire en las zonas industriales en Andalucía tanto de Huelva, en Bahía de Algeciras y zona industrial de Carboneras se señala con claridad que los problemas relacionados con las concentraciones de ozono troposférico, material particulado PM10, Dióxido de Azufre y Arsénico constituyen el eje principal de los incumplimientos legales en esta materia y por tanto de los daños a la salud humana y ambiental, y sin embargo no se plantea ninguna medida concreta en este sentido.

• Si bien los resúmenes y conclusiones recogen el análisis de los problemas derivados del modelo de ordenación del territorio y movilidad basado en la ocupación especulativa del suelo y el uso del automóvil privado como eje casi único del transporte, para nuestra sorpresa y desconcierto, la concreción de este resumen en medidas concretas e indicadores se convierte en un galimatías en el que se mezclan sin prioridades ni evaluaciones presupuestarias, medidas que tenían que estar ya implantadas, siguiendo el calendario correspondiente con otras que es seguro ya que resulta inviable implantarlas en el plazo previsto. Para terminar de convertir este Plan en un documento sin posibilidad de aplicación útil, aparecen medidas contradictorias con los objetivos definidos previamente o que no tienen nada que ver con estos.

• El Plan tampoco hace referencia a los planes de emergencia que contempla la directiva Europea 96/62/CE donde se recoge la necesidad de desarrollar planes de acción donde, en caso de episodios de alta contaminación que pongan en riesgo la salud humana, o de riesgo de ello, se indiquen las medidas a tomar a fin de disminuir este riesgo.

En definitiva, por la falta de seriedad y por la falta de consistencia de las medidas para la reducción de contaminación con origen industrial y especialmente la falta del rigor y seriedad que exigen las medidas de reducción de volumen de tráfico Ecologistas en Acción plantea como única alegación la solicitud de retirada inmediata del documento integro de los Planes de mejora de la calidad del aire en Andalucía.