Las batidas para el control de la población de jabalíes no son efectivas

Calificar de exitosa una cacería de cincuenta cazadores y matar 19 jabalíes de una cantidad total de 400, suena a discurso preparado de antemano para justificar una próxima cacería.

El resultado de la cacería celebrada el pasado sábado en el Monte El Viejo donde se mataron 19 jabalíes, cuando el número de batidores era de 50 y los jabalíes a cazar unos 400, según datos del guarda local del monte, puede calificarse como un auténtico fracaso, a nadie con algo de sentido común se le puede escapar que esta cacería no ha conseguido ninguno de los fines que buscaba.

Matar menos del 5% de la población estimada de jabalí no supondrá un menor número de daños, ni un menor riesgo de accidentes, por lo que como hemos dicho desde los grupos ecologistas, las batidas para el control de la población de jabalíes no son efectivas.

Para conseguir el óptimo poblacional de jabalíes en el Monte El Viejo tendrían que celebrarse entre 12 y 18 batidas anuales, lo que supondría “cerrar” el Monte El Viejo y no poder disfrutar de este espacio por los ciudadanos porque la opción elegida por nuestro ayuntamiento es la de favorecer el disfrute a un determinado colectivo para que ejerzan una actividad de manera gratuita y con todos los medios oficiales a su disposición.

La opción de “cerrar” el Monte libera a la Junta de Castilla y León de hacer una gestión adecuada de esta Zona Natural, recordamos que hemos llegado a la situación actual de sobre-población de jabalíes por una clara dejación de funciones de la Junta de Castilla y León, administración que tiene las competencias en materia cinegética y de gestión del Monte.

El resultado de la no-gestión efectuada ha provocado esta situación en la que la única aportación de la administración regional es la emitir un informe de un folio para autorizar la cacería en un terreno no-cinegético.

Gestionar adecuadamente una zona incluida en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León y no limitar los derechos de los ciudadanos a disfrutar de ella, es una cuestión de voluntad y responsabilidad, porque es posible.

- ANPA- Asociación de Naturalistas Palentinos
- Ecologistas en Acción de Palencia