Cadena humana en contra de las prospecciones

El colectivo ciudadano "No a las prospecciones en la Costa del Sol", a la que pertenece Ecologistas en Acción realizó el día 26 de enero, una cadena humana en el municipio de Fuengirola, como acto de protesta contra la instalación de plataformas de extracción de hidrocarburos en la Costa del Sol.

La cadena ha llegado hasta una extensión de un kilómetro, según los organizadores, que pidieron a los participantes que fueron ataviados con ropa negra.

El colectivo Ciudadanos contra las Prospecciones de Hidrocarburos en la Costa del Sol destacó que con las prospecciones “se está poniendo en peligro la actividad pesquera y un sector muy vulnerable como el turístico que soporta un peso de trabajo de trescientas mil personas en la provincia de Málaga de manera directa y un modo de vida que funciona desde los años sesenta”.

En la protesta han participado empresas privadas, partidos políticos y organizaciones ecologistas y sociopolíticas no electorales que han expresado que el litoral malagueño está amenazado por las multinacionales del sector petrolero, “que en una huida hacia adelante están tratando de encontrar hidrocarburos en el litoral andaluz, ignoran el daño que sus destructivos métodos de perforación y extracción provocan a la naturaleza y a la economía”.

En el acto se pidió al Gobierno que paralice de manera clara el proyecto desde su raíz, anulando el permiso para realizar las prospecciones previstas, según el colectivo, para mediados del mes de febrero del 2013 frente al Faro de Calaburras, donde se pretende instalar una instalación prospectora por parte de la compañía petrolera Repsol y en otras ubicaciones costeras de Andalucía.

A su vez pidieron que el gobierno andaluz actúe contra la explotación de este tipo de recursos naturales en las costas de Málaga y en el resto de Andalucía, por ser proyectos contrarios a los intereses de la población andaluza.

La próxima asamblea del colectivo se celebrará el día 30 de enero en el Centro Cultural de la Cala de Mijas y posteriormente, el 17 de febrero se realizará un "crucero protesta e informativo" hacia la zona, que partirá de Benalmádena, haciendo escala en Fuengirola.