Alertan del impacto de la construcción de una carretera a Peñalba de Santiago

Ante la publicación en el BOCyL de 22 de enero 2013 de la Declaración de impacto ambiental (DIA) favorable a la construcción de una nueva carretera entre las localidades de San Cristobal de la Valdueza y Peñalba de Santiago, en la zona conocida como “Valle del Silencio”, Ecologistas en Acción quiere manifestar públicamente su rechazo por los siguientes motivos:

- El trazado discurre por terrenos de la Red Natura 2000, afectando parcialmente al LIC “Montes Aquilanos y Sierra del Teleno”, a la ZEPA “Montes Aquilanos” y a diversos Montes de utilidad pública. Sirva como prueba de la enorme riqueza ecológica de esta zona, el reciente avistamiento de osos, según noticias aparecidas en la prensa local.

- El hecho de que ya exista una pista forestal con el mismo trazado no justifica el asfaltado del vial, porque la pista se abrió en su día sin licencias y de forma irregular se ha venido utilizando por vehículos de todo tipo.

- La nueva carretera no resolverá los problemas de incomunicación que existen ya que no dará servicio a las localidades de Valdefrancos, San Clemente y Montes de la Valdueza, ni a otras infraestructuras como la estación potabilizadora.

- La DIA no analiza el impacto sobre los Bienes de Interés Cultural, Iglesia y Conjunto Histórico de Peñalba, que directa o indirectamente se verán afectados por el previsible aumento de visitantes, sin que se haya realizado un estudio para determinar la capacidad de acogida.

- San Cristobal de la Valdueza es la localidad más cercana a la estación de esquí del Morredero. Creemos que intereses especulativos relacionados con la promoción de la estación de esquí, podrían estar detrás de un proyecto que permite ampliar la oferta turística del Morredero facilitando la visita a Peñalba de Santiago, lo que a su vez supondrá un aumento de las tensiones urbanísticas sobre este Conjunto Histórico.

- En momentos de penuria económica como los que vivimos no debería consentirse que las Administraciones públicas, en este caso la Diputación de León, sigan invirtiendo en infraestructuras de dudosa utilidad al tiempo que se sigue recortando el presupuesto destinado a cubrir necesidades básicas de la población.

- La DIA fue informada y resuelta en Valladolid por la Comisión Regional de Prevención Ambiental y no por la Comisión Territorial de León. Ecologistas en Acción ha sabido que no es este un caso excepcional, sino que hay otros proyectos de carreteras, también promovidos por la Diputación leonesa, que correrán la misma suerte ya que han sido requeridos por los servicios centrales de la Junta para su resolución. Con este proceder se obstaculiza la participación de personas y entidades interesadas y se pone coto a la polémica en proyectos controvertidos, al dejar a las autoridades locales al margen de la toma de decisiones.

Por todo ello, rechazamos la construcción de una nueva carretera sobre la Red Natura 2000 y proponemos que se mejore la que ya existe, habilitando apartaderos en los puntos conflictivos y paliando los posibles puntos peligrosos mejorando la señalización, colocando espejos, o ensanchando en algún tramo como último recurso. Esta sugerencia fue planteada a la Comisión regional por el representante de Ecologistas en Acción de Castilla y León y tiene la ventaja de poder hacerse con una inversión menor.