Colonia de cigüeñas destruída por error

En respuesta a la solicitud de información hecha por la Asociación de vecinos “San Juliano” y Ecologistas en Acción, el Jefe del Servicio Territorial de Medio ambiente, (recientemente cesado) reconoce que “la corta no se habría autorizado” si no se hubiera producido “una coincidencia de errores que este Servicio lamenta”.

Vecinos y Ecologistas solicitan que se repare el daño causado replantando arbolado autóctono, se impida el aprovechamiento maderable en la zona de la corta y se abran expedientes sancionadores a los responsables, por no respetar la condición 10ª de la autorización que prohibía la tala de árboles con nidos.

La autoridad competente pretende eludir su responsabilidad echando la culpa al agente medioambiental por “cumplimentación inadecuada del impreso oficial” de la solicitud de la corta y a la administrativo encargada de la tramitación, por no dar traslado de dicha solicitud a la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas.

Tales excusas son inadmisibles: -por un lado, el agente medioambiental informó, aunque cuatro días antes de que se presentara en el registro la solicitud, en escrito aparte dirigido al Jefe del Servicio, diciendo que en el lugar de la corta estaba asentada una comunidad de cigüeñas; por otro, culpar a una administrativo que “está ahora en baja por enfermedad por lo que no ha sido preguntada” no es más que una fácil evasiva que raya la bajeza.

A la negligencia del Servicio Territorial de Medio Ambiente, hay que añadir el incumplimiento - al menos por parte de la Empresa “Maderas Vegamar, S.L.” ” que realizó la corta- de la condición 10ª del anexo a la autorización, según la cual quedaba prohibido “realizar ninguna intervención silvícola sobre árboles con nidos entre y “. Estos hechos tan lamentables hacen dudar del procedimiento con el que cada año la Junta autoriza en la provincia de León “alrededor de 3500 cortas de arbolado a particulares”.

En este sentido hay que añadir que no es el primer “error” que se detecta en la misma parcela, por ejemplo: se tiene constancia de que en la ejecución del relleno de la escombrera cercana, con frecuencia los árboles quedan enterrados por el peso de la tierra que vierte la empresa que realiza el relleno.

Para seguir con el esclarecimiento de los hechos, también se han solicitado al Alcalde de Villaturiel, al Secretario y al Presidente de la Junta Vecinal de Alija, copias de la convocatoria y del acta del Pleno donde se acordó y autorizó la corta, y copia del contrato firmado por el Presidente de la Junta Vecinal y Maderas Vegamar.

Ecologistas en Acción organiza este domingo, 17 de febrero, un paseo ciclista hasta Alija de la Ribera (con salida de la plaza de Sto. Domingo a las 10, 30h) para seguir denunciando la destrucción de la que fuera una de las colonias de cigüeña blanca y garza real mas importante de Castilla y León.