En defensa de los árboles, por una gestión correcta

Desde tiempos inmemoriales, los humanos entre otros seres vivos hemos estado íntimamente ligados a las plantas y a los árboles. Nuestros hermanos los árboles, unos seres vivos grandes, viejos y sabios, nos acogen y dan vida con inmensa generosidad. Aportan belleza a nuestro paisaje, regulan el clima, intervienen en el ciclo del agua, filtran el aire y nutren el suelo… “…una plantación mal realizada en nuestras calles y plazas, con toda seguridad, a la larga costará más cara, que si se hubiera planificado y llevado a cabo adecuadamente…”

Es parte del escrito que Ecologistas en Acción ha remitido a nuestro ayuntamiento en varias ocasiones, algunas por requerimiento de AA.VV. sugiriéndonos soluciones a problemas en sus barriadas.

Son muchos los arboricidios que venimos observando en nuestra ciudad a pesar de contar con una estructura técnica/administrativa, Concejalía de Desarrollo Sostenible, con recursos técnicos y humanos para desarrollar soluciones menos traumáticas y costosas.

Sumamos a ello la desaparición de cientos de palmeras, en Parque Calderón, Micaela Aramburu y otros lugares, no sólo por la plaga de picudo sino también por la mala gestión del problema de las administraciones Autonómica y Local.

Ejemplos como: Talas en Av de Andalucía, Fermesa(c/Jerónimo Jimenez), El Tejar(Pza.Los Geranios), Andalucía la Real(c/Azahar), Pinar Alto(Camino del Águila), Bda.La Palma(c/Almirante Capaz), El Tomillar, Valdelagrana (c/Sal, Jaén, Córdoba…), y el inadecuado mantenimiento de alcorques en todo el municipio: Valdelagrana , Parque la Isleta(c/Fuenteventura), Plaza de Toros, Pza.Juan Panadero, Av.de Valencia, Av. del Descubrimiento, Av.Rafael Alberti,… solo son algunos de los muchos lugares donde los árboles sometidos a un encorsetado alcorque desde su plantación sobreviven levantando las calles y aceras con prejuicio para ellos mismos e incomodidad para los ciudadanos.

Mientras la Diputación en 2012 invierte 500.000€ en municipios de de sus competencias de medio ambiente para "ayudar a la gestión de la flora urbana, asegurar su existencia y continuidad, y desarrollar actuaciones encaminadas a la mejora de la imagen urbana y a la calidad de vida de los ciudadanos".

Observamos que la plantación de árboles cuesta dinero, y en plantaciones urbanas que dependen del erario público, lo más sensato y aconsejable es adoptar la solución más barata y rentable a la larga. Es la gestión que Ecologistas en Acción siempre ha reivindicado, y que desde su fundación, el extinto IMUCONA debería haber realizado con criterios que no han de corresponder a un deseo de conservación apasionada, sino a lo que entendemos por una correcta gestión de nuestro arbolado urbano en su conjunto.

Pero en Desarrollo Sostenible suelen acoger el problema de manera simple justificándolo con el supuesto daño a canalizaciones, edificios y viales, ello sin forzarse en buscar otras alternativas existentes como pantallas de hormigón, tubos o mutilación de solo raíces concretas.

Se nos contestaba desde el ayuntamiento que en 2007 se autorizaron 2.600 talas pero se habían plantado 6.400 y actualmente hablan de que en los dos últimos meses el ayuntamiento ha plantado un total de 1.032 plantas, esto no justifica el que permanentemente se deba estar plantando y talando árboles cada ciertos años como lo ocurrido en el Tomillar.

De nuevo solicitaremos los datos de autorizaciones de talas de estos últimos años y sus costos, porque últimamente sin cambiar el paso se continúan produciendo talas, la pasada semana en Guadebro (c/García Domínguez) y tememos que otras puedan estar próximas a producirse en Prado Alto.

Continuamos esperando que en algún momento los responsables técnicos y políticos adquieran más sensibilidad y estudien otras posibles soluciones viables antes de la más traumática y costosa.