Nos dan la razón después de 10 años

La Delegada Territorial de Sevilla de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo (CEICE), Aurora Cosano, comunicó el pasado 22 de enero a su homónimo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Gallardo, que la cantera Sierra de Morón S.A. (SIDEMOSA) debe someterse a una Evaluación de Impacto Ambiental, porque “dada la singularidad del expediente resulta necesario conocer, a los efectos ambientales, la viabilidad del mismo”

El 6 de diciembre de 2012 se cumplieron 30 años de la concesión minera y ahora SIDEMOSA tendrá que conseguir una Declaración de Impacto Ambiental favorable para su solicitud de prórroga para los próximos 30 años. Mientras tanto, está absolutamente prohibida la explotación de piedra de la cantera.

Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía, de manera constante, reiterada y fundada en derecho, que esa cantera tiene que someterse a Evaluación de Impacto Ambiental, especialmente desde que se produjo una importante ampliación en base a un falso Plan de Restauración que la Junta autorizó en abril de 2002, en contra de sus propios informes y con flagrante incumplimiento de la legislación ambiental. En 2003 llevó este asunto a los Juzgados, una vez que la Junta ignoró los recursos administrativos presentados, y en noviembre de 2004 el Juzgado nº5 de Sevilla dictó sentencia contraria a Ecologistas en Acción, en base a un “repentino” informe, que nunca había constado en ningún expediente, y que fue aportado al Juzgado “in extremis”, por un técnico responsable de medio ambiente. Ese técnico acabó siendo delegado provincial de la Junta.

En 2007, el Departamento de Flora y Fauna de Sevilla constató sobre el terreno los daños que estaba produciendo el falso Plan de Restauración de SIDEMOSA, y la Delegada Provincial de Medio Ambiente ya dictaminó la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental. En 2008 el Servicio de Protección Ambiental instó a la suspensión del falso Plan de Restauración para evitar más daños irreversibles, pero nadie ejecutó esa suspensión y nunca se realizó la Evaluación Ambiental.

En 2009 el Defensor del Pueblo Andaluz, ante una queja de la Plataforma en Defensa de la Sierra de Morón, remitió a los responsables de la Junta resolución instando a proteger el paisaje de la Sierra de Esparteros y a realizar la necesaria Evaluación Ambiental, pero la Junta tampoco acató esta resolución.

Durante estos 10 años, los responsables de la Junta, a nivel andaluz y provincial, competentes en materia de medio ambiente y de minas, han hecho oídos sordos a los justos requerimientos de Ecologistas en Acción, y han permitido importantes daños ambientales en flora, fauna y en el paisaje de la Sierra de Esparteros.

Esta situación llevó a Ecologistas en Acción a presentar en diciembre de 2010 una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente que a su vez presentó denuncia ante los Juzgados de Sevilla. En la actualidad están imputados por estos hechos dos ex delegados provinciales, el Jefe del Servicio de Minas de Sevilla, José Antonio Vega González y el ex jefe del Departamento de Minas, Juan Manuel Revilla Delgado, por supuestos delitos de prevaricación y dejación de funciones, en relación con la omisión de actuaciones que hubieran servido para impedir los daños irreversibles en la flora y fauna de importancia comunitaria y en el paisaje de la Sierra de Esparteros.

Sin duda, esta denuncia en vía penal ha sido el detonante del cambio de rumbo que ahora ha decidido la Junta de Andalucía, después de ignorar durante 10 años cientos de solicitudes y recursos administrativos fundados en derecho.

La decisión de la Delegada Cosano se basa en recientes informes técnicos que demuestran lo que cualquier ciudadano de Morón y su comarca lleva viendo desde hace 10 años, que la cantera ha sido ampliada de manera brutal. Y lo que es más importante, esos informes demuestran graves incumplimientos del propio y falso Plan de Restauración de SIDEMOSA, tales como la realización de paredes de más 40 metros en la zona alta de la cantera y la profundización de las paredes de la cantera hacia dentro de la Sierra, en 100 metros más de lo permitido.

También el Ayuntamiento de Morón ha hecho oídos sordos durante estos 10 años a las denuncias de Ecologistas en Acción, negándose de manera reiterada a anular la caducada licencia municipal, otorgada por el alcalde José Párraga Mendoza en 1991, que sigue manteniendo negocios de venta de explosivos con SIDEMOSA.

La Evaluación de Impacto Ambiental implica, para empezar, que todo el proyecto de SIDEMOSA será sometido a información pública y por tanto todos los ciudadanos podrán estudiarlo y presentar las alegaciones necesarias. Esta fue la última solicitud que Ecologistas en Acción realizó al Ayuntamiento de Morón y que su Pleno Municipal no quiso apoyar.

Desde Ecologistas en Acción animamos a toda la ciudadanía de Morón y su comarca a disfrutar del maravilloso espacio natural de la Sierra de Esparteros, contribuyendo de esta forma al estudio para la preservación y conservación de esta seña de identidad de la campiña sevillana.