Sierra Minera: un vertedero ilegal

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil la "lamentable situación" de la Sierra Minera, situada al sureste de la Región de Murcia, entre las ciudades de Cartagena y La Unión. Y es que desde hace años se vienen vertiendo en la zona de forma incontrolada residuos de todo tipo "sin que se hayan adoptado medidas para poner fin a esta situación, lo que ha convertido a este lugar en un basurero ilegal".

Miembros de la asociación, explican que "la situación se ha ido agravando con el paso del tiempo, ya que ni desde los Ayuntamientos, ni desde la Comunidad Autónoma, están haciendo nada para atajar el problema de forma efectiva, y el vertido de residuos va a más, acumulándose estos incluso en el interior de los diferentes pozos mineros que encontramos a lo largo de esta sierra, los cuales además se encuentran sin ningún tipo de cerramiento”.

En la zona se encuentra de todo, desde escombros procedentes de obras menores, hasta residuos peligrosos como fragmentos de planchas de amianto, aceites de motor o restos de pinturas. Y junto a estos también restos de automóviles, maderas, enseres domésticos, pilas, residuos electrónicos, cartuchos de caza, cristales, ropa, plásticos, etc.

La organización ecologista se lamenta que esto esté ocurriendo en una zona que además de ser Bien de Interés Cultural, también está próxima al Parque Regional de Calblanque, Monte de las cenizas y Peña del águila. Respecto al valor cultural amenazado, los vertidos afectan a minas y lavaderos de minas, como es el caso del lavadero de “VILLA BRUNITA”, entre otros. Respecto a los valores naturales, a parte de la propia degradación paisajística y ambiental, parte de estos residuos son arrojados sobre matorrales, que en muchos casos incluyen especies de la flora silvestre amenazada de la Región de Murcia, como el cornical (Periploca angustifolia), el arto (Ziziphus lotus) o el palmito (Chamaerops humilis).

Vertederos Sierra Minera

Ecologistas en Acción recuerda que "los vertederos ilegales generan una importante degradación medioambiental del entorno; a lo que se suma riesgos derivados de las condiciones que rodean a este tipo de lugares, fundamentalmente de tipo sanitario y de incendios"; algo que, añaden, "es especialmente grave en este caso ya que las basuras, en muchos casos, se encuentran a escasa distancia de viviendas, y repartidas a lo largo de toda la sierra en forma de mini-vertederos acentuando así el serio riesgo de incendios, y recuerdan los que se han producido en la zona en los últimos años”.