Cáceres: Semana de Cine Antinuclear

Ecologistas en Acción colabora con el Foro Extremeño Antinuclear en la organización de actividades para recordar el desastre nuclear de Fukushima, ocurrido hace 2 años. Entre ellas, la Semana de Cine Antinuclear en Cáceres, que es una extensión del "International Uranium Film Festival", iniciado en Brasil y que recorre el mundo para difundir las verdaderas consecuencias del uso de la energía atómica.

  • 11 de marzo, 20:15 h. Lluvia negra. Ateneo de Cáceres
  • 12 de marzo, 20:15 h. El síndrome de China. Ateneo de Cáceres
  • 13 de marzo, 20:00 h. Chernobyl: la noche del fin del mundo. Boogaloo Café
  • 14 de marzo, 20:00 h. Hacia la eternidad. Boogaloo Café
  • 15 de marzo, 17:00 h. Uranio 238, Castor y Nisa, Boogaloo Café

Con el más absoluto respeto para las víctimas del terremoto y posterior tsunami en el noreste de Japón, el 11 de marzo de 2011, tenemos que afirmar, hoy en su segundo aniversario, que no todas las catástrofes son equivalentes. Que la energía nuclear de uso civil, como eufemísticamente la denominan, es igual de devastadora, mortífera y bárbara como la de uso militar del cual deriva. Que el más grave accidente nuclear , el de Fukushima, haya sido provocado en el país que sufrió las dos primeras bombas atómicas, señala las verdaderas razones de una industria no necesaria y creadora en potencia de los mayores desastres a nivel planetario.

La energía nuclear nos toca a todos y en todos los sitios, independientemente de donde vivamos, en qué tipo de democracia o situación política nos encontremos. Desde la minería, el reprocesamiento, el transporte, las propias plantas atómicas y los residuos generados nos dejan afectados de manera impuesta comúnmente. Participes pues de una comunidad donde no somos actores sino piezas de un sistema primero militar y luego de una energía que proporciona electricidad.

Exigir llegar a ser actores de nuestras propias vidas y quehaceres, que nos tengan en cuenta como alternativas sociales presentes, es el motivo de buscar el encuentro de la palabra y las imágenes- mivimiento dentro de una semana de cine claramente antinuclear, que apuesta por dar a conocer tanto la mitología de una energía siempre limpia, segura y barata, como de sus implicaciones vitales y de futuro.

Japón era el tercer país del mundo con más centrales nucleares en funcionamiento, detrás de EEUU y Francia, y uno de los más avanzados tecnológicamente, donde era imposible un accidente nuclear con este tipo de energía, y de originarse estaría controlado. Ya estamos comprobando la situación día a día…

Por lo tanto, nos negamos a seguir aprendiendo con tecnologías que ya han demostrado con sufrimiento y destrucción todo lo que pueden dar de sí. Nos negamos a seguir esperando que algún iluminado descubra cómo resolver todas las deficiencias tecnológicas de diseño, de la minería, de la peligrosidad de los residuos, por carretera, barco o en cementerios subterráneos.

¿Cómo nos hemos dejado llegar tan lejos?……Primero en aras del progreso, después como tecnología obsoleta en países no democráticos, y al final descubrimos que en el país que más terremotos del mundo ocurren, donde se ha desarrollado la más alta tecnología y progreso, todo era una mentira. Todo falsificado con el amparo de gobiernos en manos de las multinacionales, pero también por, expertos y medios de comunicación de masas sin escrúpulo alguno.

Con esa iniciativa, este año traemos a Cáceres una extensión del más importante Festival Internacional de Cine del Uranio, que dio comienzo en Brasil, y recorre todo el mundo buscando resistir a tanta barbarie, buscando aprender entre todos a sobreponernos a ese sentimiento de impotencia ante lo inevitable.

Llegar a ser capaces de descubrir, en el encuentro de imágenes y palabras, todo lo que nos han ocultado, nos han anestesiado, nos han deshonrado, nos han expropiado. De nosotros depende que nos sirvamos de lo mejor de cada uno, sin caer en la barbarie, o en la impotencia del pánico.