Protección para nuevos restos arqueológicos en Carmona

Ecologistas en Acción de Carmona y la Asociación para la Defensa del Patrimonio “Luis Reyes Calabazo” han solicitado al Ayuntamiento de Carmona que tome cuanto antes las disposiciones necesarias para proteger un posible yacimiento arqueológico. Se trata de una zona en la que es evidente el expolio – en forma de agujeros excavados de pequeño tamaño - por personas con detectores de metales que podrían robar o destruir unos restos que deben ser como mínimo estudiados y catalogados.

En la entrada de Carmona, a unos 100 metros al Oeste del Colegio de los Salesianos, han aparecido unas estructuras arqueológicas, una subterránea y otra en superficie, posiblemente de época romana o medieval, que podrían pertenecer al acceso de una tumba de pozo (hipogeo) con una galería de acceso vertical en la que se observa una escalera paralela tallada en roca y una bifurcación a unos dos metros de profundidad, que podrían pertenecer a la cámara o cámaras laterales de una cámara sepulcral o cripta de algún panteón familiar de época romana, que cuenta a primera vista con una techumbre labrada en la roca de forma abovedada.

Los sedimentos depositados en el interior de la estructura arqueológica impiden determinar con exactitud su configuración completa y siembran dudas de si quizás pueda tratarse de una estructura bajo medieval para la canalización de aguas, potables o residuales, de algún depósito de agua próximo; pero como en principio no hay vestigios de recubrimiento de paredes, sería más verosímil la primera hipótesis de investigación.

Asimismo, a unos 50 metros del acceso de esta estructura arqueológica, se ha hallado una estructura superficial semihundida de forma circular de piedra de alcor laterizada (piedra quemada) de color rojizo y negruzco por la acción del fuego, compuesta por gran cantidad de restos de cerámica romana y medieval y configurada por sillarejo irregular que se superpone e intercala sobre alguna pieza de un pequeño sillar. Esto induce a pensar a los especialistas que se trata o bien de una fosa crematoria para rituales fúnebres vinculados a la primera estructura - recordemos que estamos a escasos metros de la famosa Necrópolis de Carmona -, o bien de otra posible estructura aún por determinar.

Ecologistas en Acción de Carmona y la Asociación para la Defensa del Patrimonio “Luis Reyes Calabazo”, temiendo un vandalismo desgraciadamente habitual en estos casos, consideran fundamental que se proteja este nuevo yacimiento arqueológico, que debe ser como mínimo estudiado y catalogado.