Rechazo a las obras del aparcamiento y bulevar de la Calle Vitoria

Ecologistas en Acción de Burgos ha presentado alegaciones en el período de información pública del anteproyecto de obra del aparcamiento y bulevar de la Calle Vitoria solicitando que no se ejecute. Con la justificación de “devolver la calle a los vecinos” y de dotar de plazas de aparcamiento al Barrio de Gamonal se presenta un proyecto con un presupuesto de 18 millones de euros con un “carácter especial que identifique y unifique la nueva zona del Bulevar”.

El anteproyecto de obras, afecta al tramo de la Calle Vitoria desde el inicio de la Calle Juan Ramón Jiménez hasta su confluencia con la Avda. de la Constitución. En primer lugar, el anteproyecto no se ajusta al planeamiento de ordenación vigente, que no prevé ninguna de las infraestructuras que contempla; el proyecto no se ajusta a las condiciones del concurso inicial, lo que debería retrotraer las actuaciones al momento del concurso y no hay una garantía de que los residentes estén dispuestos a utilizar esas plazas de garaje. Por si esto fuera poco, se adjudica el mantenimiento de la calle a la empresa adjudicataria: una nueva fórmula de privatización de una calle de todas las personas.

Pero lo más incoherente de todo es destinar un presupuesto de 18 millones de euros a realizar demoliciones, movimientos de tierras, firmes y pavimentos cuando en la actualidad no hay presupuesto para realizar muchas obras que hacen falta de manera urgente en la ciudad: pintado, iluminación y elevación de pasos de cebra, señalización de velocidad máxima a 30 km/h, instalación de aparca-bicis, mejora de los accesos peatonales al Hospital Universitario…

Sin duda la restricción del tráfico en la Calle Vitoria mejoraría la calidad de vida de las personas al reducir los niveles de ruido y contaminación e incrementarse la seguridad de esta vía. Sin embargo hay otras herramientas alternativas más económicas de regeneración urbana que pueden reutilizar lo que ya está hecho y da servicio sin necesidad de realizar todo obra nueva. Aunque ya sabemos que la obra nueva siempre es mejor negocio para los constructores.

La memoria del proyecto incluye un aparcamiento disuasorio de 537 plazas y un aparcamiento en la Calle Vitoria de 246. A éstos habría que añadir los aparcamientos que contempla el Plan Director de Gamonal-Capiscol en la Plaza San Bruno y en Lavaderos, a nuestro juicio sin una garantía de que se vayan a adquirir y con la sospecha de que alimentará la especulación. El proyecto calcula que en tres años se habrán vendido y alquilado la totalidad de las plazas a un precio de 17000 euros (más IVA), aunque no tiene en cuenta que los datos del incremento del paro, la pérdida de masa salarial y la subida del precio de los combustibles modifica las prioridades de las personas.