En defensa de la planta de tratamiento de RSU Las Calandrias

Todos los grupos que forman el Consejo Local de Medio Ambiente de Jerez y que asistieron a la última reunión celebrada el pasado mes de febrero, consensuaron una posición común en defensa del papel protagonista que ha de asumir la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos Las Calandrias; concretándose en una carta dirigida a la Diputación Provincial de Cádiz, recientemente remitida este pasado lunes 25 de marzo. La carta recuerda el rotundo rechazo social que generó el intento de construir las incineradoras de Miramundo. La construcción de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Las Calandrias supuso un paso importante encaminado a la gestión adecuada de los residuos de nuestra provincia. Las deficiencias detectadas en los años de funcionamiento fueron en gran medida subsanadas con cuantiosas inversiones realizadas en los últimos tiempos. Actualmente solo Jerez, EI Puerto de Santa Maria, Arcos y Rota traslada a Las Calandrias sus residuos para su correcto tratamiento. El resto de poblaciones (excepto las del Campo de Gibraltar), que deberían hacerlo, traslada sus basuras al vertedero de Miramundo, donde son arrojadas sin ser sometidas a tratamiento alguno.

Protestas contra el vertedero de Miramundos

Este hecho resulta incomprensible desde cualquier punto de vista. Ambientalmente es injustificable que se viertan sin tratamiento residuos que pueden ser tratados adecuadamente, aprovechando los materiales que pueden ser reciclados, compostando la materia orgánica, depurando los lixiviados y depositando en vertederos controlados aquellas sustancias cuyo aprovechamiento no sea posible. Económicamente es insostenible que Las Calandrias esté tratando un volumen de residuos mucho menor del que debería, dadas las dimensiones de la planta y las inversiones realizadas. Esta infrautilización representa un aumento de la relación precio por tonelada tratada. No siendo explicable como los camiones de residuos de algunos municipios recorren decenas de kilómetros mas de lo necesario, dejando atrás Las Calandrias, con el consiguiente aumento de los costes. El combustible consumido innecesariamente así como los plásticos, metales, celulosa, etc., que no se recuperan supone un desperdicio de recursos y energía en un país deficitario de los mismos, además de un despilfarro económico.

Políticamente es indefendible que mientras se piden todo tipo de esfuerzos a los ciudadanos, los políticos no sean capaces de gestionar eficazmente los servicios públicos cumpliendo aquellas normas que ellos mismos aprobaron.

Por todo ello el Consejo Local de Medio Ambiente de Jerez de la Frontera ha solicitado a la Diputación de Cádiz que adopte las medidas necesarias para que la Planta de Tratamiento de Residuos Solidos Urbanos de las Calandrias cumpla con la función para la que fue creada y se encargue del adecuado tratamiento de los residuos de las poblaciones de la Bahía de Cádiz, Costa Noroeste, Campiña de Jerez y gran parte de la sierra. De esta forma conseguirá una provincia mas sostenible ambiental y económicamente. Al mismo tiempo el Consejo Local de Medio Ambiente de Jerez se ha adherido a la petición realizada el pasado 6 de febrero por las organizaciones Ecologistas en Acción y Agaden, miembros de la Mesa Social Provincial de Residuos, para que sin dilación sea convocada la mencionada Mesa de Residuos con el objeto de poder abordar el impasse en la gestión de los residuos sólidos urbanos de la provincia.




Visitantes conectados: 376