Proponen rehabilitar en dos fases el Mercado del Val

Ecologistas en Acción ha remitido a la Concejala de Cultura, Comercio y Turismo, a los grupos políticos del Ayuntamiento de Valladolid y a los industriales del Mercado del Val una propuesta sobre la rehabilitación del Mercado del Val que permite mantener activos los puestos en el propio mercado durante la ejecución de las obras, abaratando sustancialmente su coste y haciendo innecesario el traslado provisional del mercado al Parque del Poniente o a cualquier otro lugar.

Tras el estudio detallado del nuevo Proyecto de Rehabilitación y Adaptación del Mercado del Val de Valladolid, suministrado por el Ayuntamiento de Valladolid, que suprime los dos sótanos inicialmente previstos para la construcción de un aparcamiento rotatorio, los ecologistas entienden que no se sostiene el presupuesto mantenido hasta ahora de que la rehabilitación del Mercado exige el traslado provisional de los puestos fuera del mismo, durante el tiempo de duración de las obras.

De acuerdo al nuevo Proyecto, se puede concluir que dicha decisión obedece fundamentalmente a la necesidad de excavar el único sótano que se mantiene, destinado a un supermercado y varias plazas de aparcamiento para carga y descarga, dado que la estructura del Mercado se mantiene en buenas condiciones y actualmente sólo se mantienen abiertos 40 puestos de los 114 originales, algunos de ellos producto de la unión de varios puestos.

Si se prescindiera de la ejecución del sótano, a la vista de los puestos que quedan abiertos, las obras de rehabilitación serían mucho más sencillas y podrían hacerse perfectamente en dos fases, acometiendo la restauración de la mitad del edificio en cada fase, manteniendo su actividad los puestos en la otra mitad. Este desarrollo de la obra se ha llevado a cabo en los mercados de Poble Nou y Sarriá en Barcelona, el Mercado de la Ribera en Bilbao o el Mercado de Paterna en Valencia.

En opinión de los ecologistas, la ejecución de un supermercado no justifica la complicación y encarecimiento de una obra todavía presupuestada en casi 10 millones de euros (incluyendo gastos generales, beneficio industrial e IVA), en buena parte dinero público. Renunciando al sótano la restauración sería mucho más sencilla de acometer, con un presupuesto muy inferior y sin necesidad de trasladar el mercado durante su ejecución.

Ecologistas en Acción ha pedido al Ayuntamiento y a la Asociación de Industriales del Mercado del Val que tomen en consideración esta propuesta, para evitar dañar el Parque del Poniente y el dispendio de dinero público que conllevaría la actuación hasta ahora proyectada.