Preocupación en tareas de gestión de residuos de las Minas de Aznalcóllar

La Junta de Andalucía ha vendido las naves donde BOLIDEN trataba el mineral a una empresa de trabajos metálicos, INSELMA, para su desmantelamiento. En estas naves se acumulan gran cantidad de residuos peligrosos de sustancias que eran utilizadas para la extracción del mineral como el amil xantato de potasio y varios componentes derivados del azufre, así como residuos de la extracción del mineral con metales pesados, que han ido contaminando tanto las estructuras como los suelos de estas instalaciones.

Por lo que sabemos, la empresa adjudicataria no cumple los requisitos para efectuar una labor que debe consistir más en un programa de descontaminación que en un simple desguace de las instalaciones, debido al alto grado de contaminación y al tipo de productos que se venían utilizando en ellas.

Desde Ecologistas en Acción consideramos necesario que se garantice que todo material contaminado reciba un tratamiento de inertización y por tanto que las Consejerías de Innovación y Medio Ambiente, responsables del Plan de Desmantelamiento y Restauración Ambiental de Minas de Aznalcóllar, deben ofrecer información para una gestión transparente que elimine las sospechas de que en Aznalcóllar se está primando la reducción de costes en detrimento de las garantías ambientales, delegando las tareas que el Plan encomendaba a EGMASA, en empresas privadas que, a priori y a falta de información de la propia administración, no dan garantías para una gestión integral de la contaminación.

Además, se está generando desconfianza en la población de Aznalcóllar sobre el futuro laboral de los mineros a los que Boliden dejó sin empleo, a quienes se les aseguró su puesto de trabajo en las tareas de restauración.

Más información: Juan Cuesta, tfno: 654896646