La Junta revisará la autorización del Crematorio

Se confirman las sospechas de trato preferente por parte del Coordinador provincial de Medio Ambiente, Salvador Camacho, con las empresas de LALO SILES.

El 8 de abril de 2013 el Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha resuelto conjuntamente dos recursos de alzada presentados por Ecologistas en Acción y por la Plataforma No al crematorio junto a las casas de Morón. En estos recursos, resueltos con dos años de retraso, se decide revisar la Autorización de Emisiones a la Atmósfera (AEA) otorgada el 4 de marzo de 2011 por el entonces Secretario General de la Delegación Provincial de Sevilla de Medio Ambiente y actual Coordinador de Medio Ambiente en Sevilla, D. Salvador Camacho, a la empresa LALO SILES para el Crematorio de Morón.

Los motivos fundamentales de la revisión se basan, por una parte, en la vulneración de derechos fundamentales, ya que en 2011, la Delegación Provincial de Medio Ambiente ocultó la tramitación de la Autorización del Crematorio a Ecologistas en Acción y a la Plataforma, a pesar de que estaban personados en los expedientes desde agosto de 2010, presentando denuncias cuyo instructor era el Sr. Salvador Camacho Lucena.

Ahora, los servicios jurídicos del Viceconsejero han decidido retrotraer el procedimiento hasta antes de producirse la Autorización, para que tengan que ser estudiadas con detenimiento las impugnaciones realizadas por Ecologistas en Acción y por la Plataforma.

Y esto porque esos servicios jurídicos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente han observado graves discrepancias entre una autorización otorgada a un Crematorio de Almeria y la otorgada al Crematorio de Morón, que pueden generar un importante agravio comparativo. También han observado un posible incumplimento de la Ley GICA que obliga a tramitar la Autorización de Emisiones a la Atmósfera antes que las licencias municipales, en contra de lo que hicieron los alcaldes Manuel Morilla y Alfonso Angulo con el Crematorio de LALO SILES. La resolución indica que corresponde al Ayuntamiento la revisión de las licencias otorgadas por esos alcaldes. Este incumplimiento ha sido advertido de manera reiterada por Ecologistas en Acción y la Plataforma al Ayuntamiento de Morón, siendo ignorado de manera reiterada por el técnico municipal de medio ambiente, José Ángel Gutiérrez y por el arquitecto municipal José Antonio Escalante, que declararan en los Juzgados de Sevilla para defender la legalidad de esas licencias otorgadas a LALO SILES.

La resolución del Viceconsejero advierte también de la existencia de una Declaración de Impacto Ambiental, realizada con motivo de la modificación nº42 de las normas urbanísticas de Morón, que impide la instalación de industrias contaminadoras de la atmósfera en la zona donde se ha ubicado el Crematorio. Y también considera que hay que estudiar con detenimiento una Sentencia del Tribunal Supremo aportada por la Plataforma que establece que los Crematorios tienen, sin duda, la condición de industrias, y por tanto, son incompatibles con los usos residenciales, como es el caso de las cientos de viviendas cercanas al Crematorio de Morón. Estos argumentos se han negado también a admitirlo los mencionados técnicos municipales Gutiérrez y Escalante, a pesar de los reiterados escritos de Ecologistas en Acción y de la Plataforma.

A pesar de todas esas irregularidades, el ex Secretario General, Salvador Camacho, otorgó la Autorización de Emisiones a la Atmósfera a LALO SILES, para que el alcalde Angulo pudiera autorizar el funcionamiento del Crematorio apenas unas semanas antes de abandonar la alcaldía en mayo de 2011.

En febrero de 2012 el Defensor del Pueblo Andaluz, resolvió una queja de la Plataforma que obligaba a Medio Ambiente a resolver los recursos planteados contra esa Autorización.

Desde Ecologistas en Acción consideramos que esta resolución del Viceconsejero viene a confirmar el trato preferente de Salvador Camacho con la empresa LALO SILES, impidiendo de manera ilegal el acceso a los expedientes por parte de los vecinos y de Ecologistas en Acción y retrasó sin motivo durante más de un año la remisión de esos mismos expedientes a los propios servicios jurídicos de la Consejería que ahora nos han dado la razón.

Este trato preferente se une a la permisividad reiterada mostrada por Camacho con los daños ambientales producidos por la cantera RSA nº79 Sierra de Esparteros, también de LALO SILES, y por la cantera SIDEMOSA, ambas en Morón y del mismo propietario. Tanta permisividad deja un rastro de sospecha de corrupción que Ecologistas en Acción lleva denunciando desde hace una década, cuando el Sr. Camacho trabajaba en el Servicio provincial de Protección Ambiental junto con José Antonio Vega González, actualmente imputado por el Juzgado nº11 de Sevilla, precisamente por permitir los daños ambientales de SIDEMOSA. Ambos participaron de manera activa en la aprobación fraudulenta del falso Plan de Restauración que ha estado destruyendo la Sierra de Esparteros desde 2002.