Denuncian ante la Comisión Eropea la contaminación del embalse de Oiola

Ekologistak Martxan entrega a Peter Gammeltoft, Jefe de la Unidad de Protección del Agua y el Entorno Marino de la Comisión Europea, un informe denunciando la contaminación por lindano del embalse de Oiola que abastece a más de 100.000 personas en tres municipios de Bizkaia.

En el informe titulado "Contaminación por HCH-lindano en un embalse destinado a la producción de aguas para consumo humano" se denuncia que el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco no ha actualizado la normativa para el control del HCH-lindano a las nuevas exigencias derivadas de la legislación europea, de manera que no tiene en cuenta esta sustancia está calificada como peligrosa prioritaria y que es un persistente.

La Directiva Marco del Agua tiene varios objetivos, concretamente la Prevención y la Reducción de la contaminación, pensando en la salud humana y la preservación de los ecosistemas.

Mientras tanto, en este pantano, se están dando deficiencias en el control del HCH: no medición y contabilización de resultados por debajo de 10 ng/l de HCH en cada isómero, laboratorio no acreditado para medir algunos isómeros de HCH por debajo de 50 ng/l, en concreto el δ-HCH. No se analiza la presencia de HCH en biota y sedimentos (un único estudio es todos estos años) acumulados en el embalse, llegando en algún punto a 1.800.000 ng/l. No existe un Plan de acción para la desaparición del HCH, exigido por la normativa para el 2012. No hay un Registro de de Zonas de Protección de aguas para la producción de agua de consumo humano ni medidas de control y seguimiento.

Todo ello puede implicar el incumplimiento de la Directiva 98/83/CE de 3 de noviembre de 1998 relativa a la calidad de aguas destinadas a consumo humano, la Directiva 2000/60/CE de 23 de octubre de 2000 por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, la Directiva 2008/105/CE de 16 de diciembre de 2008 relativa a normas de calidad ambiental (NCA) en el ámbito de la política de aguas y la Directiva 2009/90/CE de 31 de julio de 2009, por la que se establecen las especificaciones técnicas del análisis químico y del seguimiento del estado de las aguas.

Peter Gammeltoft (Jefe de la Unidad de Agua de la Comisión Europea) se ha mostrado concernido ante las irregularidades en la medición de los nieveles de contaminación de dicho embalse y ha declarado: "se trata de un gran problema del que ya tenía conocimiento y tiene una dimensión grande por lo que entiendo vuestras justas reclamaciones".

La contaminación del Embalse de Oiola llega a las Instituciones europeas

Esta denuncia se enmarca dentro del programa que una veintena de organizaciones y plataformas procedentes de todo el Estado español se encuentran desarrollando en Bruselas para exigir a la CE que actúe ante estos incumplimientos de las autoridades españolas.

Además, han elaborado un documento con 60 propuestas para mejorar la legislación europea sobre agua con las que quieren contribuir a mejorar la gestión de los recursos hídricos en la Unión Europea.

En este documento se hace especial hincapié en la necesidad de incorporar a la normativa comunitaria el reconocimiento explícito del derecho humano al agua y al saneamiento, como han demandado cerca de dos millones de europeos y europeas en la primera Iniciativa Ciudadana Europea que se ha puesto en marcha desde que aprobó este mecanismo de democracia directa.