Incendio mortal en Guadalajara

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha podido comprobar la magnitud de la gran catástrofe que esta sufriendo nuestra provincia, en el Parque Natural del Alto Tajo y zonas periféricas, así como la gran desgracia por las pérdidas humanas acaecida en Riba de Saelices, y solicita la INMEDIATA DIMISIÓN de la Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Rosario Arévalo, por su descoordinación, la falta de recursos materiales y por la muerte de al menos 11 personas de la brigada de extinción de incendios de Cogolludo. Además creemos necesaria también la DIMISIÓN DEL Delegado Provincial de Medio Ambiente, Sergio D. González, como numero dos de las responsabilidades ante la mayor tragedia ecológica, social y humana vivida en la provincia de Guadalajara.

Según los datos que maneja nuestra organización, las hectáreas arrasadas por el fuego a primeras horas de la mañana de hoy lunes 18 de julio de 2005, podrían alcanzar las 10.000, habiéndose calcinado zonas de altísimo valor natural y ecológico, difíciles de reparar. La riqueza natural de estas comarcas, se ha mantenido durante siglos, siendo una vez mas, las negligencias las culpables de la destrucción.

Negligencias, que por otra parte, al gozar en nuestro país de plena impunidad judicial, las que siguen creando titulares y catástrofes como la que Guadalajara esta padeciendo. En la última década, solo el 1 % del 90 % de las negligencias ha ido a juicio, no constando datos sobre las sentencias y penas de ese 1 %.

Solicitamos a las administraciones competentes y a la justicia que el/los resposable/s de esta catástrofe, sean detenidos como medida preventiva, e independientemente de la sanción económica y ejemplar a la que sean sentenciados, se dediquen el resto de sus días a repoblar, de sol a sol, la comarca devastada.

De la zona afectada por este incendio, destacar la destrucción de diversas variedades de pinos, sabinas y bosque de galería muy rico y diverso, además de la destrucción de hábitats de especies amenazadas, en una comarca que lleva años viviendo de los pinares y en los últimos lustros, también del turismo rural, por la declaración como Parque Natural del Alto Tajo. Este Parque Natural de 109.000 has. es el más grande de Castilla-La Mancha, y tras esta grave agresión, costará cientos de años su recuperación, en algunos casos irrecuperable.

Desde Ecologistas en Acción denunciamos la falta de medios materiales, la falta de prevención ( debemos recordar que el origen de este incendio, una barbacoa, es objeto de financiación por parte de la Diputación Provincial de Guadalajara y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en muchos pueblos de la provincia, poniendo de moda una actividad altamente peligrosa e imprescindible en nuestra cultura castellana), la descoordinación absoluta entre los diferentes efectivos, sin una cabeza visible que coordine a todos los medios humanos y materiales (bomberos de diferentes comunidades, forestales, guardia civil, brigadas de extinción, protección civil, voluntarios,....) y sobre todo, denunciamos la mayor irresponsabilidad: el estar al frente de la coordinación para la extinción de este incendio una persona que carece de la experiencia necesaria para tomar decisiones acertadas y adecuadas.

Ecologistas en Acción de Guadalajara estudiará personarse en la causa judicial abierta, con el objeto de no dejar pasar impune esta gran catástrofe.


octubre de 2017 :

Nada para este mes

septiembre de 2017 | noviembre de 2017