Otro bocado más a la Vega de Granada

Con la bendición de las administraciones que se llenan la boca defendiendo el gran valor de nuestra Vega.

La Delegación de Medio Ambiente acaba de conceder la Autorización Ambiental Unificada a la construcción de unas pistas de padel y unos aparcamientos en Purchil, en el Pago Bajo.

Vista parcial de una zona ocupada
Últimos atentados en la Vega

Más de mil metros cuadrados en pistas y 350 metros de aparcamientos, más algunas otras instalaciones, taparán con cemento la Vega para siempre.
De nada ha servido que este lugar esté considerado como Suelo No Urbanizable de Protección Especial, como Suelo Afectado al Sistema de Espacio Libres con Excepcional Valor Productivo, según el POTAUG ( Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Granada) ya que por la puerta de atrás hay una norma que permite, en estos suelos “excepcionales”, la construcción de pistas deportivas. Como si no sirviera cualquier tipo de suelo para poner unas instalaciones de padel.

Aparcamiento
Adiós para siempre al suelo agrícola sin necesidad.

La misma Consejería de Agricultura informó desfavorablemente -como es su obligación- ya que las instalaciones propuestas no están ligadas a la activad agraria.

Así una vez más, por la puerta de atrás, sin hacer ruido y con el beneplácito de todos, un puñado de metros de la mejor tierra agrícola del mundo se hunde bajo el cemento para disfrute de … ¿quién?. Hay bastantes actuaciones parecidas pendientes de autorización.

Se impone ya la declaración inmediata de una figura que proteja la Vega de Granada contra estas aberraciones desarrollistas.