Piden la clausura de la escombrera de Santa Olaja de La Ribera

Mediante escrito dirigido al Alcalde de León, firmado por Ecologistas en Acción y por el Presidente de la Junta Vecinal de Santa Olaja, se ha solicitado la paralización cautelar inmediata de toda actividad en el parcela comunal de suelo rústico con protección natural, ocupada por la escombrera que explota Argüecont, S.L. y la revisión de oficio de la autorización de uso excepcional de suelo rústico y licencia urbanística concedidas por el Ayuntamiento de León.

Desde hace más de una década, en el sitio conocido como la escombrera de León, la empresa Argüecont, S.L. deposita residuos de construcción y demolición que son enterrados in situ; al mismo tiempo, elabora zahorra artificial para su venta. Ambas actividades, eliminación y valorización de residuos, las viene realizando sin estar en posesión de autorización de gestor residuos. Así lo ha reconocido la Jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente en respuesta dada a Ecologistas en Acción.

En estas condiciones la mercantil vulnera de manera palmaria la legislación sectorial en materia de residuos, que obliga a obtener autorización administrativa previa al ejercicio de la actividad.

El vertido de residuos se hace directamente al terreno, -que carece de barrera geológica natural por estar a unos 16 m del cauce del río Bernesga- es decir, con alto riesgo de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, incumpliendo el Real Decreto de vertederos y presumiblemente la Ley de Aguas, que por otra la empresa vulnera de manera flagrante, colocando barreras con las que impide el libre tránsito y el uso público de la servidumbre legal de 5 metros desde la margen del río

La actividad de Argüecont no se ha sometido a evaluación de impacto, y debe someterse, de acuerdo con el Real Decreto de Evaluación de Impacto Ambiental, si así lo determinara el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta que, para otras instalaciones de tratamiento y eliminación de residuos inertes ha exigido la evaluación de impacto previa al otorgamiento de licencia ambiental, la cual deberá recoger las condiciones establecidas en la declaración, de conformidad con la Ley de Prevención Ambiental de CyL, que tampoco se ha respetado.

Dado el potencial contaminante del vertido incontrolado de escombros y las frecuentes quemas de residuos, que han sido objeto de múltiples denuncias por parte de los vecinos, no es exagerado imputar a la empresa Argüecont un presunto delito ecológico continuado tipificado en el Código Penal, con el agravante de que a unos 50m se encuentra un aula de educación infantil del municipio de Villaturiel.

El cúmulo de incumplimientos legales y la permisividad con la que se viene tratando a Argüecont se reveló de forma trágica el 15 de noviembre de 2004, fecha en la que un trabajador del Parque Móvil del Ayuntamiento de León murió al volcar el camión de escombros que descargaba. Incomprensiblemente, este hecho no fue suficiente para que el Ayuntamiento procediera a la clausura inmediata del vertedero.

Antes al contrario, Argüecont ha seguido con su actividad, que realiza al amparo de la “Autorización de uso excepcional de suelo rústico y Licencia ambiental para Planta de tratamiento de residuos de construcción y demolición”, que le fueron concedidas en agosto de 2011 por la Junta de Gobierno Local.

Vecinos y Ecologistas consideran que estos permisos son nulos de pleno derecho y así lo han argumentado en su escrito: “Nos encontramos ante infracciones urbanísticas muy graves, como es la vulneración de la normativa urbanística en cuanto al uso de suelo sobre bienes de dominio público y suelo rústico de protección natural, con riesgo de causar daño al medio ambiente y a las personas”.

Es una vergüenza que el Ayuntamiento de León, -y el resto de administraciones competentes: Junta y CHD- sigan permitiendo el “negocio sucio” que Argüecont realiza al margen de la Ley.