Propuesta para el tramo urbano del arroyo Saladillo

Jaedilla-Ecologistas en Acción solicita al organismo de cuenca que el tramo urbano del Saladillo se incluya como Área con Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSI).

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) anunció, hace 3 meses a través de su web, la apertura del periodo de exposición pública de este Documento con el objeto de definir las ARPSIs del Guadalquivir.

Jaedilla-Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a la Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación de la Demarcación del Guadalquivir, y en ella solicita a la CHG que se incluya el tramo urbano del arroyo Saladillo, unos 1.650 metros como un ARPSI, debido a los episodios de desbordamiento con daños materiales a las zonas comerciales e industriales de la Carretera de Villamartín, especialmente en la margen donde se sitúan los supermercados Lidl y Mercadona de los últimos cinco años.

Para Ecologistas en Acción, las inundaciones y las grandes avenidas de los ríos son fenómenos naturales bien conocidos que se suelen repetir con periodicidad en nuestras latitudes. A veces cada 100 años, a veces más, pero el caso es que las sequías que se alternan con las avenidas hacen flaquear nuestra débil memoria. Y para ello seguimos empeñándonos en vano en reconquistar el terreno de los ríos, sin querer pensar que la avenida, tarde o temprano, llegará.

Las inundaciones han puesto de manifiesto en nuestra región el daño que causan los cultivos intensivos de frutales; la mal llamada “limpieza de cauces”, término eufemístico que se adopta para no precisar que estas obras consisten en canalizaciones, rectificaciones y dragado de los cursos fluviales; el poco caso que se tiene al análisis y la valoración del cambio climático; y sobre todo al desgobierno territorial respecto al caos urbanístico, es decir, ante las construcciones en dominio público hidráulico y en zonas de alto riesgo de inundación.

El Catálogo de Inundaciones Históricas habla de un único episodio en Arahal, sin embargo, desde que comenzó a urbanizarse la UE-13 “Ursaral” con la construcción de los supermercados Lidl, Mercadona y recientemente la estación de servicio, los problemas de inundación en ambas márgenes de la carretera Villamartín han aumentado. Así desde 2007 hasta ahora se han dado por lo menos cuatro episodios de inundación en esta zona:
- El 21/11/2007 cuando cayeron más de 170 l/m2 que causaron graves daños materiales por el derrumbe de un muro, inundaciones en naves y el vertido de fuel de la estación de rebombeo de la CLH.
- El 10/4/2008 se volvió a inundar la zona comercial de la carretera Villamartín.
- El 5/2/2009 afectando ambas márgenes de la carretera Villamartín (se adjunta foto).
- Y el 15/5/2013, cuando volvió a inundarse la margen comercial de la carretera junto a la nueva estación de servicio, tras una corta e intensa tormenta de apenas 20 minutos.

Además de considerar incluido en el ARPSI el tramo urbano del Saladillo, solicitamos a la CHG que emita informes vinculantes sobre los planes urbanísticos que impidan la construcción de nuevas infraestructuras que agraven los problemas de inundación que se llevan repitiendo los últimos años.