Decepción ante el resultado final de la proposición contra el fracking

La Plataforma Andalucía Libre de Fracking (PALF), en la que participa Ecologistas en Acción, se siente decepcionada por el resultado final de la proposición no de ley contra el fracking que se ha debatido en la Comisión de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente del Parlamento.

La PALF felicita y agradece al diputado Manuel Baena de IULV-CA, por la defensa que ha hecho de la PNL en la comisión y por la actitud de cooperación que ha tenido en todo momento con la PALF y con las personas y colectivos que la forman, asegurándonos además que seguirá en esta línea.

De su intervención se desprende la clara oposición a esta técnica, la fractura hidráulica, y la apuesta por un cambio en las políticas energéticas que, como bien ha apuntado, deben encaminarse hacia las energías renovables y hacia el ahorro de energía y la eficiencia energética.

Por otra parte, no entendemos la falta de valentía y de decisión del PSOE, ante los puntos más significativos de la PNL. Además, criticamos la postura frontal en contra de la PNL del PP.

De los cuatro puntos que llevaba la PNL, dos de ellos, el 1 y el 4, fueron retirados por la Mesa del Parlamento por una cuestión de forma, pues las competencias de ambos, al parecer, las tiene la Comisión de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. IULV-CA se ha comprometido a presentarlos de nuevo a esta comisión en setiembre próximo. Será una nueva oportunidad para que el PSOE, sin el recurso a artimañas reglamentarias, se posicione claramente contra el uso de esta técnica extractiva en nuestra comunidad.

Estos puntos son clave para la paralización de los permisos de investigación en vigor (que si no son suspendidos pueden cerrarse anticipadamente y producirse la concesión de explotación por el gobierno español en plazos cortos), pues instan a los gobiernos andaluz y español a la prohibición, en todo el territorio andaluz, de la realización de actividades de prospección, exploración, investigación o explotación de hidrocarburos y gases de roca y no convencionales, que supongan –en todo el proceso o en parte– la utilización de las técnicas de fractura hidráulica con inyección de agua y/o de otros aditivos químicos, así como declaran a Andalucía, Territorio Libre de Fracking. Su no inclusión perpetua la espada de Damocles sobre la población andaluza de la situación actual, por lo que nos ha causado una fuerte decepción que esperamos sea solventada en setiembre próximo en la Comisión de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.

En el día de hoy, además, el Grupo de IULV-CA en el Parlamento de Andalucía ha registrado la solicitud de comparecencia en el Pleno del Parlamento del consejero Luis Planas, para que informe a la cámara de las medidas que se van a impulsar desde el Gobierno andaluz en cumplimiento de esta iniciativa.

Agradecemos a los diputados del PSOE e IULV-CA en la Comisión la aprobación con ocho votos a favor (PSOE/IU) y siete en contra (PP) de los dos puntos en los que ha quedado la PNL, que son:

- Instar al Consejo de Gobierno, en el marco de sus competencias y de la normativa vigente, a la no concesión de autorizaciones para la investigación que utilicen esta técnica.

- Instar al Consejo de Gobierno a realizar los cambios normativos necesarios para que la utilización de las técnicas referidas sea considerada como una actividad y un uso del suelo prohibido en toda clase de suelo, a efectos de planificación territorial y de aplicación de la legislación urbanística y reguladora de las actividades.

De lo que deducimos que se insta a la no concesión de nuevos permisos de investigación (hay otros 9 solicitados en las provincias de Córdoba, Jaén y Sevilla pendientes de otorgación de la Junta de Andalucía) y a la prohibición de dicha técnica.

Dicho esto, la cuestión inmediata que nos planteamos ahora es trabajar para que pierdan validez los permisos que ya se han otorgado por la Junta de Andalucía (Penélope, en Sevilla, Ulises 2 y 3 en Jaén), y por el Gobierno de España (Ruedabola y Tesorillo en Cádiz y Calderín y Horquilla en Cádiz, Huelva y Sevilla). Asimismo, desde esta plataforma ciudadana, y con el apoyo de los ya 40 colectivos adheridos, continuaremos presionando para que se declare a Andalucía Territorio Libre de Fracking.

Con la aprobación de esta PNL, aunque recortada en aspectos básicos que ya hemos mencionado, se ha empezado a caminar en el parlamento andaluz en la consecución de una Andalucía Libre de Fracking, siguiendo el camino ya emprendido por otras instituciones como la Diputación de Sevilla y cada vez más Ayuntamientos andaluces. Está claro que esto será un camino largo que deberemos recorrer juntos, movimientos sociales e instituciones.