Valoración positiva de la charla-coloquio sobre el fracking

Esta actividad organizada conjuntamente por las tres entidades pretendía hacer llegar a la ciudadanía jerezana una información que por otros medios convencionales sigue siendo escasa y residual: el fracking como una amenaza medioambiental real para el territorio andaluz. La charla coloquio estuvo a cargo de Pablo Álvarez, Coordinador de Ecologistas en Acción de Cádiz y portavoz de la plataforma Antifracking de la provincia de Cádiz, acompañado por Ana Aldairas, miembro también de la plataforma.

Las exposiciones giraron en torno a la técnica de la fracturación de la pizarra a través de medios hidráulicos, y de las desastrosas consecuencias que para el medio ambiente conllevan.

Pablo recordó a los asistentes como los permisos de investigación concedidos alcanzan a día de hoy a prácticamente toda la provincia de Cádiz (más de 300.000 hectáreas), afectando al menos a tres Parques Naturales: Los Alcornocales, El Estrecho y la Breña de Barbate. Fue mucha la información que se ofreció al respecto por parte de los conferenciantes, pero entre ésta quizás nos deberíamos quedar con varias de las ideas que siguen:

- La ambigüedad de la Unión Europea con relación al fracking, dejando en manos de los Estados su regulación y aplicación, y olvidando un principio básico tradicionalmente asumido por las instituciones europeas: el principio de precaución.

- Que el movimiento pro fracking, auspiciado por el poderoso lobby de la energía, promueve y persigue entre otros objetivos unos claros movimientos especulativos sobre unos derechos de futuros de explotación que desde ya les están haciendo ganar ingentes capitales en las bolsas y demás mercados financieros.

- La gravedad de que la técnica del fracking, a día de hoy, carece en España de normativa reguladora especifica, acogiéndose en su mayor desarrollo a la Ley de Hidrocarburos. Ello, entre otras consecuencias, supone que los permisos de investigación no requieran un efectivo estudio previo de impacto ambiental. Derivado de esta circunstancia, hace que las competencias administrativas se centralicen en Madrid, ofreciendo poca maniobrabilidad a otras administraciones autonómicas o locales.

- La importancia desde el movimiento ciudadano, a través de las plataformas antifracking, de implicar y hacer tomar partido a las corporaciones locales: declarando los municipios a través de sus plenos, territorios libres de fracking.

- Buscar estrategias transversales de apoyo al movimiento antifracking: sector hostelero de la provincia, agricultores, ganaderos…

Ideas y participación que pretenden sea el inicio de una sinergia movilizadora de la ciudadanía, y que nos aliente a seguir trabajando para que lleguemos pronto a una situación de información real y completa, y contar así en un futuro muy próximo con el rechazo masivo de los jerezanos contra esta técnica que nos amenaza a todos por igual.