Inhabilitados dos arquitectos municipales de Guadalix de la Sierra

Dos arquitectos del Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra han sido inhabilitados por la Audiencia Provincial de Madrid por delito continuado de negociaciones prohibidas a funcionarios. Durante el juicio oral se constató además la posible comisión de falsedad documental por parte del Ayuntamiento y el presunto falso testimonio del alcalde. Ecologistas en Acción presentó la denuncia inicial y ha estado personada en la causa como acusación popular.

En el año 2007, Ecologistas en Acción denunció ante la Fiscalía una serie de hechos que ponían de manifiesto que los arquitectos honoríficos de Guadalix de la Sierra, Rafael Martínez Díaz y Antonio Solano Enguita podrían estarse beneficiando de su doble labor como funcionarios municipales y coadministradores de la sociedad MDS Arquitectos S.L. Es decir, ambos arquitectos, redactaban proyectos urbanísticos, para MDS Arquitectos S.L en Guadalix de la Sierra, al tiempo que emitían informes favorables sobre estos proyectos en calidad de arquitectos municipales. En concreto redactaron e informaron favorablemente sobre los proyectos de urbanización de dos unidades de ejecución (UE 5 y UE 7).

La Fiscalía Provincial de Madrid consideró la posible existencia de delito y remitió la denuncia a los juzgados de Colmenar Viejo. Posteriormente Ecologistas en Acción se personó como acusación popular y más tarde lo hizo también Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid.

Durante la instrucción de los hechos en los juzgados de Colmenar Viejo, así como durante el juicio oral que se desarrolló en la Audiencia Provincial de Madrid, se demostró que ambos arquitectos municipales fueron autores responsables de un delito continuado de negociaciones prohibidas a funcionarios. Por ello, la Audiencia Provincial les ha condenado a tres años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, así como al pago diario e individualizado de 20 euros durante 20 meses, lo que asciende a un monto de 12.000 euros.

Además, durante el juicio oral, se comprobó que el Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra remitió a la Audiencia Provincial informes idénticos a los que había presentado anteriormente al juzgado de Colmenar Viejo, pero figurando otro técnico, con firmas diferentes. Los primeros estaban firmados por los arquitectos condenados y los enviados a la Audiencia Provincial aparecían firmados por otras personas.

Por otro lado el alcalde de Guadalix de la Sierra, Ángel Luis García Yuste, que compareció en el juicio oral como testigo, negó que uno de los arquitectos, Rafael Martínez, emitiese informes durante la aprobación y ejecución de los proyectos relativos a la UE 5 y UE 7, cuando en el expediente administrativo remitido por el propio Ayuntamiento al juzgado de Colmenar Viejo, consta su firma en varios informes.

Por ambas circunstancias la magistrada de la Audiencia Provincial, tal y como se recoge en la propia sentencia, ha acordado la apertura de pieza separada para investigar si se cometió delito de falsedad documental por parte del Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra y falso testimonio por el alcalde.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por la sentencia y por la nueva investigación judicial que se inicia.




Visitantes conectados: 378