La Dirección Gral de Urbanismo oculta y retrasa información al juzgado en relación al Horno Crematorio

El Juzgado nº3 de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla, de manera activa y persistente, lleva reclamando a la Dirección General de Urbanismo de la Junta de Andalucía tres pruebas documentales desde el mes de enero. Estas tres pruebas han sido solicitadas por Ecologistas en Acción en el Contencioso Administrativo que mantiene contra el Ayuntamiento de Morón por el otorgamiento de licencias a la empresa Lalo Siles para la instalación de un Crematorio a menos de 150 metros de un importante grupo de viviendas y a 270 metros de centros educativos. Las pruebas solicitadas consisten fundamentalmente en el expediente completo de la Modificación nº42 (MP42) de las normas subsidiarias de Morón. Esta modificación se tramitó entre los años 1998 hasta 2006 y fue aprobada definitivamente por el Consejo de Gobierno de Manuel Chaves, tras informe favorable del Consejo Consultivo de Andalucía, ya que afectaba a una importante futura zona verde de Morón.

La MP42 permite la instalación de un Tanatorio en la zona, pero a su vez prohíbe expresamente cualquier uso industrial incluido en el Catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera del Reglamento de Calidad del Aire, es decir, prohíbe expresamente y sin ninguna duda la instalación de Hornos Crematorios. Esta prohibición resulta de las condiciones de la Declaración de Impacto Ambiental que realizó la Delegación Provincial de Medio Ambiente, como consecuencia de la cercanía de viviendas y espacios libres de esparcimiento.

Tras apremiar el Juzgado nº3 a la Dirección General de Urbanismo con un plazo improrrogable de 2 días, ésta remitió el expediente requerido, pero en el mismo ha “desaparecido” precisamente el documento técnico donde se incluye la prohibición expresa que afecta al Horno Crematorio. Sin embargo, ese documento técnico, elaborado por el arquitecto municipal de Morón, D. Eladio Ferro, sí que constaba en el expediente de esa misma Dirección General de Urbanismo en el año 2009, cuando Ecologistas en Acción obtuvo copia del mismo.

Ecologistas en Acción ha puesto los hechos en conocimiento del Juzgado nº3, solicitándole que requiera nuevamente a la Dirección General de Urbanismo el documento técnico "desaparecido", así como otras dos pruebas documentales que tampoco ha cumplimentado.

Ya en agosto de 2011 el Servicio de Urbanismo de la Delegación Provincial de Obras Públicas y Vivienda calificó el Crematorio como posible actividad no industrial, con objeto de eludir su prohibición. Y ello a pesar del reiterado pronunciamiento del Tribunal Supremo que evidencia el indudable carácter industrial de los hornos crematorios.

Este pronunciamiento del más alto Tribunal ha sido tenido en cuenta por los servicios jurídicos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente el pasado 8 de abril, resolviendo un recurso de alzada presentado por Ecologistas en Acción hace dos años, y ordenando revisar la Autorización de Emisiones a la Atmósfera del Crematorio.