¿En qué gasta ENRESA nuestro dinero?

Desde que, por primera vez en su historia, un político (Gil-Ortega) accediera a la presidencia de la empresa pública encargada de la gestión de residuos radiactivos, se ha evidenciado un giro en su línea de acción. Este cambio radical de rumbo, se ha dirigido hacia actuaciones que nada tienen que ver con los objetivos para los que fue creada y si con lavar su imagen y trenzar una red clientelar en la Comarca de Villar de Cañas.

El cometido de ENRESA (como así figura en su web www.enresa.es) es la gestión de los residuos nucleares generados en España, el desmantelamiento de las centrales nucleares y la investigación de soluciones para los residuos. ENRESA Es financiada con parte de lo que pagamos en la factura eléctrica, pero está gastando nuestro dinero en asuntos que nada tienen que ver con la gestión de los residuos nucleares ¿qué motivos puede tener para ello?

La quinta parte de nuestra energía eléctrica se genera en Centrales Nucleares. Se dice que es una energía barata, pero siempre se olvida recordar que genera residuos muy peligrosos, cuya gestión, que es para siempre, genera enormes costes. Por ello, pagamos un alto precio incluido en la factura eléctrica y que gestiona la empresa pública ENRESA. Esos fondos se han de usar para gestión de los residuos y no se justifica que se dediquen a asuntos no relacionados.

ENRESA va a gastar casi 900.000 € en la reparación de un camino rural entre la Urbanización de Casalonga, la A3 y el propio Villar de Cañas. La carretera está en muy mal estado y debe repararse. Depende de la Diputación de Cuenca, pero sorprende que sea ENRESA quien pague el proyecto. Podría pensarse que la obra tiene relación con el Cementerio Nuclear y por lo tanto con la gestión de los residuos, pero en el último pleno del municipio se especificó literalmente que “…se mantendrá el uso actual del camino…evitando el paso de vehículos pesados para los que el camino no está preparado…”, algo que nos confirmó la secretaria del Ayuntamiento, Carmen del Barco, al terminar el pleno, asegurando que el camino no se usará para la construcción o gestión del ATC y solo se trata de una reparación y mejora de la vía.

¿Por qué ENRESA repara un camino rural sin relación directa con su gestión? Casalonga se ha opuesto a la instalación del Cementerio Nuclear en el municipio, y esta obra parece más relacionada con un lavado de imagen que con los cometidos propios de esa empresa pública.

No es la primera vez que ENRESA usa sus fondos para causas que, pueden ser loables, pero están muy alejadas de su competencia y son más bien campañas de marketing. Fue promotora de la semana de Música Religiosa de Cuenca en 2012 y 2013, de la II academia de Órgano, del museo de la Semana Santa de Cuenca, o de la rehabilitación de la Cueva del Estrecho en Villares del Saz. Así mismo, la financiación de la construcción de otras dos carreteras en la comarca y un polígono industrial (llamado vivero de empresas) a través de sendos convenios con la Junta de Castilla-La Mancha son otra muestra de estas operaciones de imagen y compra de favores, puesto que tampoco son necesarias ni van a tener utilidad para la gestión de los residuos radiactivos.

¿Cuánto nos cuesta que ENRESA intente vender su imagen en la comarca afectada?, ¿a las facturas eléctricas de cuantas familias equivale el coste de este lavado de imagen?, ¿ se puede justificar el gasto de fondos destinados a la gestión de residuos nucleares en campañas de promoción?

Desde Ecologistas en Acción pedimos a ENRESA que se centre en su campo de actuación, la gestión de Residuos Nucleares. Es una tarea tan importante y delicada que no puede permitirse usar su tiempo, esfuerzo y fondos en actuaciones que deben depender de otros organismos. ENRESA puede tener la tentación de querer hacer campañas de propaganda, pero no es el mejor uso que se puede dar a los fondos con que todos financiamos sus actividades.

La ciudadanía debería plantearse porqué ENRESA promociona este tipo de proyectos ¿tienen que ver con su gestión?, ¿es el pago por poner en peligro nuestra seguridad y nuestra salud?, ¿compensan estos patrocinios (que recordemos que pagamos todos) los riesgos a los que nos veremos sometidos?