Más seguridad en las carreteras para evitar atropellos

Las organizaciones Ecologistas en Acción y WWF han demandado, tras conocer la nueva muerte de un Lince ibérico (Lynx pardina) por atropello en el entorno de Doñana, que se actúe para lograr una verdadera vertebración del espacio y que se mejoren las medidas de seguridad en las carreteras.

Ecologistas en Acción quiere matizar que dicho que esta nueva muerte pone de manifiesto que Doñana parece un zoológico de grandes dimensiones, es un territorio protegido pero aislado, porque se le han amputado las extremidades, y por ello, es muy necesario que se vertebre el territorio. La reproducción y conservación de la especie dentro del espacio natural puede ser un éxito, pero se empaña cuando los linces salen de Doñana al quedar expuestos a múltiples peligros.

Es fundamental trabajar por la conectividad de Doñana con Sierra Morena y su vertebración, por atajar los puntos negros, y por hacer que se respeten los límites de velocidad en las carreteras del entorno del espacio natural, abordándose la permeabilidad de las vías más importantes.

Un lince para expandirse sin peligro necesita poco, sobre todo buenos pasos de fauna y alimentación, que se consigue con repoblación de montes públicos.

Para WWF en Doñana, destaca la necesidad de seguir actuando en la seguridad de las carreteras ya que, atropellos como estos, revelan que dichas medidas son mejorables.

La carretera en la que ha aparecido atropellado el nuevo ejemplar, un macho adulto territorial de Coto del Rey, contaba con medidas de seguridad desde hace años, entre ellas firme rugoso que emite ruido al paso de los coches para evitar que los animales crucen, vallado de exclusión de faunas e incluso viaductos.