Vandalismo y abandono ambiental en la Molina

Con la desidia del actual gobierno de Arcos, están siendo destruidas algunas de las infraestructuras del proyecto de recuperación del río Guadalete a su paso por Arcos. Fueron inauguradas en noviembre de 2009 por la entonces consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, y la anterior alcaldesa de Arcos, Pepa Caro.

La actuación de la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, tuvo una inversión de 6,3 millones de euros, se eliminaron algunos puntos de vertidos incontrolados al río, por la insistencia de Ecologistas en Acción, y se regeneraron 7 kilómetros de ribera.

El abandono y destrucción, se hace patente sobre todo en la Molina, donde están destrozando puertas, ventanas, servicios, ascensor, cajas eléctricas peligrosas o mobiliario que desde hace meses aún se pueden ver tirados en el río. No obstante, se percibe un abandono en casi todas las obras y senderos realizados y que fueron entregados al Ayuntamiento por la Consejería de Medio Ambiente. Para nuestra organización, hubiera sido mejor ceder algunas de las instalaciones a asociaciones o pequeñas empresas para que las gestionaran y conservaran, le dieran vida al río y promocionaran una economía con un turismo verde, ya que el Ayuntamiento es incapaz de hacerlo.

El destrozo es tan grande que el alumnado de los centros escolares de Arcos ya no puede ir a la Molina para participar en talleres didácticos sobre su río, impartidos por técnicos de la Diputación de Cádiz, que ya en varias ocasiones le ha manifestado al Ayuntamiento esta situación, que los ecologistas consideran vergonzosa. Van a tener que utilizar otro local para recibir información sobre el río, en lugar de acudir al que estaba diseñado para ello y ahora necesita otra rehabilitación y vigilancia.

Este proyecto pretendía la integración del río en el núcleo urbano y la adecuación de sus riberas para el uso y disfrute de sus vecinos y turistas. Para ello, Medio Ambiente creó un gran sendero que recorre todo el cauce, accesible desde el núcleo de la ciudad.

Para recuperar este entorno y facilitar su uso y disfrute también se creó un parque forestal (Parque Europa) y se ha intervenido en molinos y azudes históricos (pequeñas presas) de la zona. Concretamente, se han recuperado los azudes de San Antón, Angorrilla, Algarrobo y San Félix. En este último, en la Molina, se rehabilitó su molino, recuperando todos sus elementos móviles, para convertirlo en un centro de interpretación de este paraje. Algunas de estas obras, que han pagado los andaluces, están siendo destruidas por los gamberros, ante la ausencia de vigilancia municipal.

El objetivo general de esta actuación de la Junta de Andalucía, además de integrar este entorno natural en la ciudad histórica de Arcos, es poner en valor el río Guadalete a lo largo de su recorrido desde el litoral hasta la Sierra, aunque Ecologistas en Acción no consideramos que el objetivo se esté consiguiendo.




Visitantes conectados: 830