La protección de Valdevaqueros una buena noticia

Ecologistas en Acción valora muy positivamente la noticia de que por fin la Junta de Andalucía ha tomado medidas para que no pueda desarrollarse el polémico proyecto urbanístico de Valdevaqueros. La protección de 740.000 m2 junto a una de las playas más emblemáticas del sur de Europa es una muy buena noticia en una época en la que las buenas noticias brillan por su ausencia.

Hace un año, tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de Tarifa del Plan Parcial de Valdevaqueros, Ecologistas en Acción se dirigió al presidente de la Junta de Andalucía y al consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente solicitando la adopción de medidas para bloquear este proyecto especulativo que pretende construir un complejo urbanístico junto a la playa, con 350 viviendas y varios hoteles con 1.423 plazas hoteleras. Esta macrourbanización afectaría gravemente a una zona virgen del litoral de altísimo valor ecológico y paisajístico, parcialmente incluida en el Parque Natural del Estrecho, en una Zona de Especial Conservación (ZEC) y de Especial Protección de las Aves (ZEPA) protegida a nivel comunitario, y en la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo declarada por la UNESCO. Este Plan Parcial se aprobó infringiendo la normativa del Parque Natural y sin haberse sometido a la preceptiva evaluación de impacto ambiental.

Ecologistas en Acción pidió a los máximos responsables de la Junta que iniciaran los trámites de anulación del Plan Parcial, lo que no hicieron, y que modificaran el Plan de Ordenación del Territorio (POT) del Campo de Gibraltar –que aprobado en diciembre de 2011 incompresiblemente mantenía la zona de Valdevaqueros como urbanizable- para proteger estos terrenos, lo que obligaría al Ayuntamiento de Tarifa a modificar el PGOU y desclasificar la zona de Valdevaqueros. Esto es lo que finalmente parece que va a hacer la Junta, incluyendo en el Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía esta protección, que es vinculante para el POT del Campo de Gibraltar y para el PGOU de Tarifa.

Esta decisión es muy importante porque supone un cambio en la política urbanística de la Junta, que se resistía a revisar la planificación urbanística existente, y sólo pretendía actuar sobre suelos no urbanizables o en los urbanizables sin los planes urbanísticos aprobados. Se demuestra además que la Junta de Andalucía tiene instrumentos legales más que suficientes para revisar el urbanismo de la burbuja inmobiliaria, desclasificando los millones de metro cuadrados clasificados como urbanizables al calor de la especulación y la corrupción urbanística.

Ecologistas en Acción espera que este anuncio culmine con una revisión a fondo de los planes urbanísticos aprobados durante la burbuja inmobiliaria, que no sólo no han fomentado el desarrollo –como se argumentó en su momento- sino que nos han llevado a la ruina. Sorprendentemente, esos activos tóxicos que estamos pagando entre todos los españoles siguen clasificados como urbanizables, a pesar de su inviabilidad. En esta crisis se está recortando todo menos el urbanismo, causa y motor de la crisis.

Como ejemplo de esta situación insostenible baste destacar que el PGOU de Tarifa contempla ocho macrourbanizaciones en este privilegiado litoral, con una superficie de 5.688.627 m2, varias veces el núcleo urbano de Tarifa; o que en la vecina Barbate el Ayuntamiento acabe de aprobar un PGOU que pretende multiplicar por siete la superficie de los suelos urbanizables y construir miles de viviendas con la pretensión de duplicar su población.

La paralización definitiva del proyecto urbanístico de Valdevaqueros debe ser el primer paso para dotar a todo el litoral virgen de Andalucía de normas de protección que garanticen su conservación y lo libre definitivamente de la amenaza del ladrillo, y como apuesta de futuro para un turismo que cada vez más demanda este tipo de litorales naturales.




Visitantes conectados: 699